Un par de inconvenientes hubo en el parte inicial de la jornada, sin contratiempos para el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos Grenadiers), que se mantiene como líder general del Giro de Italia, cumplida la etapa 15.

El ecuatoriano estuvo envuelto en una caída grupal que afectó a unos 25 corredores, con solo raspones para los protagonistas, reincorporados de inmediato al lote principal.

“Un poco de problemas al inicio por una caída grande y he estado ahí, pero no ha pasado nada”, comentó Carapaz en la meta en Cogne, que tuvo al italiano Giulio Ciccone (Trek-Segafredo) como ganador de la jornada.

Salvado el primer susto del día, “he tenido que cambiar de bicicleta, eso es porque tuve un daño mecánico, pero al final todo bastante bien, sin problemas”, comentó la Locomotora.

Publicidad

La jornada dominical recorrió 177 kilómetros, “una etapa durísima”, con intenso ritmo en los tramos iniciales, sin dejar libertades desde el pelotón principal para los intentos de escapada.

Al inicio una etapa muy local hasta que se fue la fuga, luego intentamos mantenernos ahí. Tuvimos equipos que intentaron lanzar la carrera, pero logramos mantener el ritmo, ha sido una etapa de mucho desgaste, muy dura”, indicó el tricolor.

Para Carapaz, el balance del día es “bueno”, porque “mantenemos la maglia con un trabajo de equipo que ha sido espectacular y seguimos enfocados en lo que se viene la siguiente semana”.

Este lunes será de descanso para el pelotón y lo que se viene en la tercera semana será decisivo.

Publicidad

“Tendremos una semana con días muy importantes, pero será decisivo lo que se viene en montaña”, dijo Carapaz en referencia a cuatro jornadas con ascensos exigentes.

Vamos confiados en lo que tenemos, en hacer buenas etapas y pelear la contrarreloj final”, concluyó el ecuatoriano. (D)