El sábado pasado, en la 20ª y penúltima etapa del Giro de Italia, australiano Jai Hindley (Bora) le arrebató el liderato de la clasificación general al ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos) en Passo di Fedaia. Ese resultado sentenció el destino de la Locomotora del Carchi en la competencia: ya no sería campeón del 2022.

Hindley sacó una descontable ventaja de 1 minuto y 25 segundos sobre Carapaz, quien pese a su notable desempeño en la contrarreloj, prueba que cerró la carrera, debió conformarse con el subtítulo.

Los diarios españoles han sido severos con Carapaz. Aseguran en diversos análisis que el tricolor cometió varios errores que fueron decisivos para impedir que se coronara, como lo hizo en el 2019. Por ejemplo, AS, de Madrid, publica este lunes un resumen titulado ‘Los seis grandes protagonistas del Giro de Italia 2022′ y en su listado no incluye a Caparaz, pese a que fue subcampeón.

Dice AS: “La 105ª edición de la ronda italiana, si bien fue una de las más descafeinadas de los últimos tiempos, mostró la calidad de seis corredores que dejaron su sello”.

Publicidad

Mientras, el rotativo madrileño Marca elabora ‘El 8 ideal del Giro de Italia’, en el que Carapaz es colocado en segundo lugar. El primero es para Hindley.

‘Un mal día’

Del ciclista nacional comenta: “Todos lo ponían como el principal candidato y, aunque llegó vestido de rosa el último fin de semana, un mal día en la Marmolada le dejó sin el éxito. El hecho de que peleara por las bonificaciones intermedias y no hiciera diferencias en montaña ya nos hacía presagiar que no estábamos ante el mejor Carapaz que, aún así, logra subirse al podio”.

Adiciona Marca: “En los tres últimos años (Carapaz) ha logrado subirse a los cajones de las tres grandes (Giro, Tour de Francia, Vuelta a España), aunque es cierto que esta vez no pudo reeditar su conquista en Italia de hace tres años. Ineos lo ayudó cuanto pudo, pero la maglia no fue para Ecuador”.

Publicidad

Antes, el domingo al final de la competencia, el medio de comunicación español fue lapidario con el vigente campeón olímpico de ciclismo en la modalidad de ruta. Esto concluyó: “Era el favorito en la salida, su rendimiento en carreras de tres semanas no dejaba duda y su primera semana y media evidenció esa condición. Richard Carapaz tenía todo para ser campeón del Giro, pero lo perdió él solo. Por no moverse cuando debía, por limitarse a cerrar huecos y buscar bonificaciones, y desaprovechar oportunidades. Como la primera, en el Blockhaus”.

La lista de ocho mejores la completan Hindley (“Fue el más fuerte y por eso se llevó la maglia. Un premio que cazó en la Marmolada, tras dejar atrás a Carapaz y Landa. La gloria es suya”), Mikel Landa, tercero en la clasificación general (“Se había marcado el reto de estar en el podio y lo ha conseguido”), Arnaud Demáre (“Fue el gran velocista de la carrera por delante de otros especialistas”), Santiago Buitrago (“Sin duda, una de las grandes sorpresas de esta Corsa Rosa. Con 22 años, asombró al mundo gracias a su capacidad escaladora”).

Del sexto lugar al octavo aparecen Koen Bouwman (“Salvó la papeleta del Jumbo después del mal rendimiento de Dumoulin”), Juan Pedro López (“Brilló en el Etna, donde peleó por el triunfo, para cazar una maglia que mantuvo durante diez días”), y Mathieu Van der Poel (“Se llevó una etapa en Hungría y fue uno de los grandes alicientes de esta carrera. Demostró que puede aguantar las tres semanas dando espectáculo y honrando la competición”). (D)