¡Cuánto le debe el deporte nacional a las mujeres de Ecuador! Esforzadas pioneras, heroínas formidables, protagonistas de maravillosas proezas de tiempos lejanos. Sus épicas aventuras internacionales significaron, desde finales de la década de 1930, la conquista de los primeros botines de oro, plata y bronce, metales con los que ellas pavimentaron un camino que recorrió Neisi Dajomes para llegar a la cumbre más alta.

El interminable relevo femenino de la victoria lo inició la atleta esmeraldeña Carola Castro Jijón, en 1938. Desde entonces, la posta rumbo al éxito la han tomado -una generación tras otra- legiones de ecuatorianas de espíritu invencible, hasta aterrizar en Japón. Allí, la amazónica Dajomes se transformó en la mejor deportista ecuatoriana de todas las épocas: ganó la presea dorada de halterofilia de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Fue la reina de los 76 kilogramos.

La oriunda de Puyo se aseguró la inmortalidad con base en años de sacrificio, disciplina espartana y arduos entrenamientos. Pero, además, la tarea cumplida por varias de sus abnegadas precursoras es un faro que alumbra a Dajomes desde el fondo de la historia. Y también guía a otras damas de hierro del deporte de Ecuador, que tienen citas en París 2024.

Publicidad

En el Día Internacional de la Mujer, este es el recuerdo de algunas extraordinarias deportistas tricolores que con los hitos que fijaron hicieron posible -desde sus respectivas disciplinas- que el país obtuviera las primeras coronas bolivarianas, sudamericanas, panamericanas, mundiales, olímpicas y paralímpicas. Sus galardones han engrandecido al deporte nacional.

Carola Castro Jijón

Carola Castro, primera ecuatoriana con medalla internacional y primera con un estampilla de correos. Foto: Tomada de actualidadfilatelica

El 10 de agosto de 1938 en Bogotá, durante la edición inaugural de los Juegos Bolivarianos, Carola Castro hizo historia: desde esa fecha es la primera ecuatoriana dueña de una presea dorada. “La improvisada atleta, que vino para jugar baloncesto solamente, ganó a la colombiana Cecilia Navarrete en los 50 metros planos marcando el tiempo de 7 segundos y una décima”, escribió en EL UNIVERSO el enviado especial Miguel Machuca, quien también firmaba sus notas con el seudónimo de Mickey Mouse.

Castro no detuvo en Bogotá su cosecha de medallas. En el Sudamericano de Lima 1939 la atleta tricolor venció en los 100 metros planos (12 segundos y 6 décimas) y también se quedó con la plata en los 200 metros. “Es la mejor velocista de este continente”, dijo el periódico Crónica, de Perú.

Publicidad

Cuatro mosqueteras

Las Cuatro Mosqueteras, campeonas en los Bolivarianos de 1938: Fanny Díaz (i), Cristina Coello, Ana Coello y Ana Julia Martínez. Foto: Archivo

Las hermanas Cristina y Ana Coello Gutiérrez, Fanny Díaz Becerra y Ana Julia Martínez fueron las primeras grandes estrellas de la natación femenina de Ecuador. En 1938, tras la fantástica actuación del cuarteto nacional en los Juegos Bolivarianos de Bogotá, EL UNIVERSO publicó: “Ya probaron nuestras nadadoras lo que pueden rendir en competencias internacionales. Chiquillas todo entusiasmo, todo amor al deporte y a su patria”.

En los 100 metros libre “tres ecuatorianas ocuparon los primeros puestos”, informó Mickey Mouse en este Diario. Ana Coello logró el oro bolivariano (1 minuto, 27 segundos) y para Díaz fue la medalla de plata. Cristina Coello completó el podio, como propietaria del bronce. En los 100 metros estilo espalda las ubicaciones fueron idénticas.

Publicidad

En los 400 libre, “las tres chiquillas ecuatorianas” dominaron Bogotá: Ana Coello fue primera, escoltada por su hermana Cristina y Fanny Díaz, como segunda y tercera, en ese orden. En la prueba de relevos 4x100 metros libres el oro también fue para Ecuador, con la inclusión de Martínez.

Jacinta Sandiford Amador

Jacinta Sandiford durante el salto que la hizo alcanzar la gloria en los Juegos Panamericanos de 1951. Foto: Tomada de enciclopediadelecuador

Integrante de una notable dinastía de basquetbolistas, “fue el recordado maestro Rómulo Viteri, quien al ver saltar a Jacinta Sandiford para tomar los rebotes en el viejo coliseo Huancavilca, el que advirtió que en las canchas de básquet también había una gran atleta. No se equivocó”, escribió el historiador Ricardo Vasconcellos Rosado en el 2019.

El 25 de febrero de 1951, en el estadio de Racing de Avellaneda, se inauguraron los I Juegos Panamericanos (torneo que reúne a todos los países de América). El 6 de marzo, día de la clausura, Sandiford terminó de correr el relevo de 4x100 metros planos, cuando fue llamada para la prueba de salto alto. ¡Huno una hazaña! Sandiford le dio a Ecuador la primera presea dorada en unos Panamericanos. Su marca de 1,45 metros fue récord continental.

La estrella ecuatoriana recibió, además de la medalla, un diploma que firmaban como presidentes de los Juegos Juan Domingo Perón y Eva Duarte de Perón.

Publicidad

Tamara Orejuela

Tamara Orejuela, el 7 de septiembre de 1970. Foto: Archivo

Si Neisi Dajomes y Tamara Salazar son las primeras ecuatorianas con medallas en Juegos Olímpicos, la tricolor es Tamara Orejuela es la pionera en cuanto a competir en el máximo certamen deportivo del planeta.

La nadadora guayaquileña, que ostenta una eterna condición de histórica, tenía 15 años cuando se lanzó a una piscina en los Juegos Olímpicos de México 1968. En estilo pecho, Orejuela participó en las eliminatorias de los 100 y 200 metros. En la primera distancia quedó sexta en su heat, al cronometrar 1 minuto y 26 segundos. En la otra carrera la porteña fue quinta, con 3m08s5.

Mariuxi Febres-Cordero

La nadadora Mariuxi Febres-Cordero y su colección de medallas. Foto: Tomada de revinata.files.wordpress.com

Indiscutiblemente, la mejor nadadora de Ecuador de todos los tiempos. Cuando tenía apenas 12 años, durante el torneo Infantil y Juvenil, de Río de Janeiro 1973, la guayaquileña Mariuxi Febres-Cordero fue la primera nadadora nacional en conseguir una medalla de oro en un Sudamericano

El 6 de marzo sorprendió al vencer en los 200 metros libres, con un tiempo de 2 minutos, 17 segundos y 99 centésimas. Febres-Cordero fue proclamada la mejor nadadora del Sudamericano porque además de la dorada obtuvo preseas de plata en 100 metros libre, y doblete de bronce en 100 mariposa y en 200 metros estilos combinados.

El mejor momento de la trayectoria sensacional de la estrella náutica se produjo en el Sudamericano Absoluto de Punta del Este (Uruguay) en 1976. Febres-Cordero tuvo una presentación irrepetible, de otro mundo, al quedarse con cinco títulos. La reina ecuatoriana de las piscinas fue imbatible en los 100, 200, 400 y 800 metros estilo libre, y también en los 400 combinado individual. En los 200 metros cuatro estilos fue medallista de plata.

El dúo dinámico

Seledina Nieve y Alexandra Escobar, a su llegada a Guayaquil, tras ganar medallas de oro para Ecuador en los Juegos Panamericanos 2011. Foto: Archivo

La pesista Alexandra Escobar ha ido a más Juegos Olímpicos que ningún otro ecuatoriano: cinco ediciones. Debutó en Atenas 2004 (séptimo puesto y diploma olímpico), Pekín 2008 (quinta y recibió diploma) Londres 2012 (novena), Río de 2016 (cuarto lugar y diploma olímpico) y Tokio 2020 (eliminada).

La esmeraldeña era éxito seguro en donde compitiera: oro en la modalidad envión en el Mundial 2001, tricampeona de Juegos Panamericanos (2003, 2007, 2011), seis veces monarca del certamen panamericano de su deporte, tetracampeona de Sudamérica, y cinco veces primera en los Bolivarianas.

La otra chica superpoderosa de la halterofilia, y contemporánea de Escobar, es Seledina Nieves. En su carrera la esmeraldeña levantó cinco títulos continentales en la división más 75 kilogramos. Fue campeona en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y séptima en los Juegos Olímpicos Londres 2012. En el 2017 alcanzó bronce en el Mundial de Anaheim.

Dajomes, oro olímpico

Neisi Dajomes. Foto: Archivo

EL UNIVERSO tituló así la noticia sobre la primera medalla ganada por una mujer de Ecuador en los JJ.OO.: ‘¡Oro olímpico y eterna gloria para Neisi Dajomes! Victoria en los 76 kg de la halterofilia de Tokio 2020′. Para la pesista estar al tope del podio es una costumbre. Fue campeona en los mundiales juveniles de Georgia 2016, Tokio 2017 y Tashkent 2018. Además, logró dos bronces en el Mundial Absoluto de Turkmenistán 2018.

Obtuvo oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y fue a Tokio por ser líder del ranking de la Federación Internacional de Levantamiento de Pesas. Dajomes es la mejor deportista ecuatoriana de todos los tiempos. En Tokio 2020 Tamara Salazar, otra tricolor derrochó bravura y se quedó con la plata en la halterofilia, en la división de los 78 kg.

La Tigra

Lucía Yépez es la luchadora más destacada en la actualidad para Ecuador. Foto: Archivo

A la quevedeña Lucía Yépez la apodan la Tigra, como el célebre personaje de férreo carácter creado por José de la Cuadra, el maestro ecuatoriano del relato corto. En el Mundial sénior de Lucha 2023, en Belgrado, Yépez fue la primera ecuatoriana en hacerse de una medalla en un certamen de ese país nivel (bronce en los 53 kg).

En los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, en una memorable jornada, Yépez se impuso por 6-0, en la categoría de 53 kg, a la cubana Laura Herin, para obtener su primera presea dorada en la competencia continental. En el Panamericano de lucha en Buenos Aires 2023 fue campeona y elegida mejor luchadora del certamen.

En los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 la rioense se quedó a un triunfo al asegurar la medalla de bronce (recibió diploma), es la número uno del ranking de la United World Wrestling, en 53 kg, la Tigra está clasificada para los JJ. OO. de París 2024, al igual que Luisa Valverde (también dueña de diploma en Tokio, en 57 kg).

¡Heroínas paralímpicas!

Poleth Mendes Sánchez. Foto: Archivo

Ecuador tuvo un amanecer feliz, glorioso, emocionante, el domingo 30 de agosto del 2021, gracias a un hecho histórico: en lanzamiento de bala, en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, las sensacionales hermanas carchenses Poleth y Anaís Mendes Sánchez se adueñaron de las medallas de oro y bronce, respectivamente.

Nunca antes el país había ganado preseas en ese torneo. Poleth lanzó la bala a 14,39 metros para fijar récord mundial. En tanto que Anaís marcó 14,06 metros para quedarse con el bronce.

También en Tokio 2020, la atleta guayaquileña Kiara Rodríguez medallista paralímpica de Ecuador. Subió al podio en salto largo en la categoría T46 de los Juegos Paralímpicos y con una marca de 5,63 metros aseguró la medalla de bronce. Luego, en los Parapanamericanos de Santiago 2023 Rodríguez deslumbró al conquistar el título e imponer un nuevo récord en los 100 metros planos (dificultad T47). Registró 11 segundos y 96 centésimas. La porteña de 20 años también venció en salto largo T47.

En julio de aquel año se coronó en el Mundial de Paratletismo, de Francia, al ser primera en salto de longitud T 47 y fijó, además, un un récord mundial (6,23 metros). Estará en París 2024. (D)