El reciente descubrimiento de la Policía Nacional del robo sistemático que sufría el Centro de Alto Rendimiento (CEAR) de Durán puso al descubierto el descuido y abandono de estas instalaciones por parte del ente encargado.

Este sitio, que era denominado Centro Olímpico de Alto Rendimiento (COAR), sirvió de concentración de varias selecciones nacionales, se cumplían torneos internacionales, exposiciones deportivas, tenía un centro médico de primer nivel donde se realizaban exámenes médicos, control a los deportistas para sus competencias internacionales y estuvo administrado hasta el 2012 por el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE).

El entonces ministro del Deporte, José Francisco Cevallos, en el gobierno de Rafael Correa, quien había entrado en una disputa por el manejo deportivo con el entonces presidente del COE, Danilo Carrera, revocó el comodato a favor del COE y Jimmy Montanero, como delegado de Cevallos, el 26 de octubre de 2012, cumplió con la entrega-recepción del COAR.

La promesa fue de que se iba a realizar un proceso de rehabilitación de las instalaciones para que en tres meses se brinde atención no solo a los deportistas de alto rendimiento, sino también a los de categorías formativas y al público en general, “que era la razón de su existencia”.

Ministerio del Deporte no es responsable

Luego de los hechos que fueron públicos esta semana en que se descubrió el robo sistemático de los bienes del CEAR de Durán, todo apuntaba al Ministerio del Deporte porque, supuestamente, esta cartera de Estado es la encargada de su cuidado y mantenimiento. Sobre el grado de responsabilidad, Sebastián Palacios, ministro del Deporte del Ecuador, aclara: “El Ministerio del Deporte no puede invertir recursos, ni tener gastos en seguridad mientras no se realice el traspaso por parte de la Empresa Pública Centros de Entrenamiento para el Alto Rendimiento (CEAR EP) a esta cartera de Estado”.

Palacios añade que “en Durán, el bien inmueble y los bienes muebles se encuentran dentro del proceso de liquidación de la Empresa Pública CEAR-EP, dispuesto a través de decreto ejecutivo del 19 de mayo de 2020. Actualmente son de propiedad y responsabilidad del CEAR-EP en liquidación a cargo de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO-EP)”.

El secretario de Estado aclara que luego que se conoció sobre el cometimiento del delito en el Centro de Durán tomaron acciones: “El liquidador ya está en Guayaquil para coordinar la recepción de los bienes recuperados por la Policía Nacional; mientras que el equipo de la Coordinación Zonal 8 se ha puesto en contacto con el teniente Álex Lara para colaborar en todo el proceso”. (D)