Independiente del Valle consiguió su primer triunfo en la presente edición de Copa Libertadores, superó 4-0 a Universitario de Deportes y con este resultado reanima sus posibilidades de clasificación en el grupo A.

Los rayados venían de una dura derrota en copa, con un 5-0 en visita a Palmeiras, seguido cayeron 2-1 ante Manta por LigaPro, pero ante los peruanos el equipo del valle se destapó en ofensiva.

“Hay partidos en los que salen bien las cosas y otros en los que no, pero sobre esa base se trabaja”, dijo Juan Martínez, asistente técnico del cuadro sangolquileño.

“Trabajamos los partidos, los goles entran al inicio o al final, eso permite que la dinámica de juego sea favorable para un equipo o para otro. Esta vez fue favorable”, apuntó el estratega.

Publicidad

Para Martínez, el resultado fue “mérito” del análisis del rival, de un trabajo planificado y del manejo del equipo en distintas circunstancias del juego.

“El primer tiempo fue duro desde la fricción y los espacios que cedió Universitario, el gol al final del primer tiempo fue importante, porque para el segundo tiempo encontramos más espacios y fuimos superiores, el trabajo con paciencia fue una virtud del equipo”, indicó.

“Supimos controlar al rival y hacer daño que es lo que buscamos en cada partido. Tenemos una idea de juego que nos permitió aprovechar oportunidades que dejó el rival, por eso llegamos a anotar”, complementó el zaguero Anthony Landázuri.

Un doblete de John Sánchez (45+3 y 73 minutos), y anotaciones de Jacob Murillo (61 minutos) y Cristian Ortiz (85 minutos) dieron el triunfo a los rayados.

Con esta victoria, el cuadro sangolquileño se ubica tercero en la tabla con 4 puntos, igual que Defensa y Justicia aunque con menos gol diferencia. Palmeiras lidera con 9 y Universitario es colista sin unidades.

Fractura de Beder Caicedo

La alegría del triunfo para los rayados contrasta con la lesión que presentó el zaguero Beder Caicedo, quien sufrió una fractura de tibia que lo tendrá fuera de actividad por unos tres meses.

Publicidad

La lesión se produjo en una entrada de Caicedo a Diego Chávez, luego de lo que el zaguero dejó el estadio en una ambulancia.

Los chequeos médicos determinaron una fractura de tibia de la que será operado este jueves.

Según el cuerpo médico del club, la recuperación es un proceso largo y se estima entre diez y doce semanas para que el jugador regrese a la actividad.

Ante Universitario, Caicedo marcaba su regreso luego de una fractura de los huesos propios de la nariz, lesión sufrida en Porto Alegre (abril) ante Gremio. (D)