Marlon Chito Vera, ganador el sábado último de la pelea estelar del evento UFC Fight Night San Diego, está seguro que después de su victoria por su impactante nocaut ante Dominick Cruz la jefatura de UFC le va a dar la oportunidad de pelear por el cinturón de las 135 libras. Pero el ecuatoriano reconoce que debe esperar hasta finales de octubre, pensando en la función UFC 280 en Abu Dhabi, cuando Aljamain Sterling defienda el cetro ante TJ Dillashaw (n.° 2 del ranking), y se conozca al ganador de la pelea entre el excampeón Petr Yan (n.° 1) y Sean O’Malley (n.° 13) que podría ser de contendiente.

Con la victoria frente al excampeón gallo y exmonarca de la extinta liga WEC, Vera se mantiene en el quinto puesto del escalafón pisándole los tobillos a Cory Sandhagen (n.° 4), José Aldo (n.° 3), TJ Dillashaw, y a Yan, que el pasado junio rechazó el desafío del manabita.

El brasileño Aldo, que fue verdugo del ecuatoriano en diciembre de 2020, volverá a la acción este sábado al enfrentarse al sexto clasificado Merab Dvalishvili en el main card de UFC 278 en Salt Lake City.

“Yo estoy listo para pelear por el título, cuando sea, eso yo lo sé. Lo otro es qué querrá hacer la UFC; eso es un poco difícil de saber ya que así es el negocio. Pero es muy probable que me den una pelea por el título. O sea, no es algo imposible de hacer después de una finalización como esa (ante Cruz), y yo creo que depende (también) de cómo se den esas otras peleas en el Top 5, creo que el que ponga una performance más entretenido, una finalización impactante, se puede llevar ese boleto hacia el título. ¡Y qué más emocionante que lo que yo hice el sábado! Tengo mucha confianza en que yo puedo ser el siguiente (retador), yo quiero ser campeón y lo voy a ser a cualquier costo“, dijo Vera el lunes, en diálogo con el programa Área de Combate de ESPN Deportes y UFC Español.

Publicidad

En la plática, Marlon Vera fue preguntado si Cruz tomó el dominio del combate en los primeros asaltos y él esperaba el turno para poder entrar.

“No es que estaba esperando un turno para poder entrar; es una pelea. En una pelea hay intercambios, muchas cosas pasan, un golpe puede cambiar todo, y él estaba moviéndose mucho y con bastante volumen, estaba viniendo bastante agresivo hacia el frente. Mi trabajo era moverme de cierta manera para que no me golpee cuando venía entrando. Tal vez tiró un poco más de volumen, pero cada vez que yo conectaba, él caía, entonces todo se basa en una opinión. ¿Los jueces a quién califican más? ¿Ellos prefieren un golpe que te haga un knock down o ellos prefieren alguien que tire 20 puñetes, pero solo entren 2 o 3? Realmente es más de opinión y son cosas que no podemos controlar los peleadores adentro. ¿Que si creo que yo iba perdiendo? No. Creo que estaba bastante pareja y creo que los knock down me iban a ayudar bastante. Pero al final del día todo lo que diga es solo una opinión. La patada entró a la cabeza enhorabuena”, explicó.

Marlon ‘Chito’ Vera se acercaría a una sola pelea del título de UFC si su resultado es dominante frente a Dominick Cruz

El titán de Chone luego de su performance épico en el Pechanga Arena San Diego mejoró su marca de peleas a 20-7-1 en MMA profesional y 14-6 en UFC y se convirtió en el máximo finalizador en la historia del peso gallo con 10 victorias antes de la decisión.

Además, sumó su cuarto éxito consecutivo en el octágono, su cuarto bono por desempeño y ocupa la segunda posición con más peleas ganadas en la categoría con 12 –junto al campeón Sterling–.

Publicidad

Chito asegura que en ningún momento fue lastimado por su legendario oponente a pesar del vertiginoso arranque.

“Uno tiene que aceptar que todo puede pasar, que cualquier golpe te puede dañar, que si no estás enfocado, que si no estás en el momento con los pies en la tierra con una buena base, creo que todo puede pasar. No sentí que ningún golpe estuvo cerca de lastimarme, pero eso no significa que no me puedan lastimar. Yo creo que mi estrategia estaba funcionando, creo que la presión lo estaba cansando, y creo que esta vez fue una de las primeras veces que alguien puede estar al frente de él presionándolo sin salirse de balance cada vez que él se mueve de lado a lado. Estuve siempre pisándole los tobillos ahí con la presión, conectando poco a poco”, refirió.

Luego del evento el excampeón Dominick Cruz deberá ser revisado por un doctor para descartar daños en su nariz, oreja y garganta. Si el doctor da el visto bueno, The Dominator puede volver a entrenar (sin contacto) dentro de 30 días, caso contrario deberá estar fuera durante seis meses. Por su parte, el ecuatoriano solo tendrá una suspensión de siete días antes de regresar al trabajo en el gimnasio RVCA. (D)