Leylah Fernández, tenista canadiense de padre ecuatoriano, está de visita en Guayaquil con motivo del ITF Profesional, combinado W25 M25, organizado por la Federación Ecuatoriana de Tenis (FET), torneo que se está disputando actualmente en el Club Nacional y en el que participa su hermana Bianca, que este miércoles accedió a la segunda ronda. Fernández, subcampeona del reciente US Open tras caer en la final ante la británica Emma Raducanu, dijo sentirse “muy feliz” por estar en Ecuador, país que considera su casa.

La deportista, que cuenta en su palmarés con un campeonato de Roland Garros juvenil y un vicecampeonato de Australian Open en la misma categoría, se refirió a la participación de Ecuador en la fase final de la Copa Davis, que se jugará desde el 25 de noviembre hasta el 5 de diciembre en Innsbruck, Turín y Madrid, con la definición del título en la capital española. Además, aseveró que estuvo cerca de representar a Ecuador, sin embargo, algo ocurrió en el camino.

“Estoy muy contenta de que Ecuador esté en las finales de la Copa Davis. Es increíble y es muy bueno para el deporte. Espero que eso motive a los niños, que sueñen en grande para llegar a sus metas. Conozco a Mell (Reasco), es una muy buena jugadora, cada día está progresando y espero verla en Roland Garros y en Wimbledon jugando una final juntas”, sostuvo este miércoles Fernández en rueda de prensa.

Recordando su participación en el US Open, la tenista de 19 años dijo: “Cuando gané contra (Naomi) Osaka, (Aryna) Sabalenka y (Elina) Svitolina fue un buen paso para adelante. Lo que hace dos o tres años yo soñaba: poder jugar un buen tenis contra esas campeonas. Es una buena etapa para verme progresar cada día y llegar a mis metas en el futuro”.

Publicidad

En cuanto a las cualidades deportivas de su hermana, Fernández destacó su rapidez y velocidad.

“Es rápida, fuerte, poderosa, golpea bien, y cada vez que entreno con ella siento que me está empujando. Es la mejor jugadora con la que puedo entrenar, y estoy muy contenta porque ganó. Espero darle buenos consejos para que gane su próximo partido y llegue a la final. Quiero quedarme una semana en Guayaquil”, indicó.

La zurda sostuvo que lo “más importante” para el crecimiento del tenis femenino en el país “son las oportunidades”. “Las tenistas ecuatorianas son muy buenas, tienen buen nivel; entonces, lo más importante son las oportunidades de viajar y de jugar torneos. Puedo ver un futuro de ecuatorianas y ecuatorianos en el top 100″, aseguró.

Sobre la posibilidad de representar a Ecuador, Fernández reveló que hace algunos años inició los trámites, pero “tienen que preguntarle a mi papá” por qué no se dio.

Hace unos cinco o seis años mi hermana y yo quisimos representar a Ecuador en los torneos, tener la bandera al lado de mi nombre, pero no sé qué pasó. Tienen que preguntarle a mi papá. Después de unos cuantos meses los resultados vinieron y todo el mundo me comenzó a llamar ‘Leyla Fernández, la canadiense’. Espero que en cada partido pueda representar a Ecuador lo mejor posible para dar las gracias”, concluyó. (D)