No hay nuevas diferencias. Richard Carapaz mantiene tres segundos de ventaja sobre el australiano Jai Hindley y conserva la maglia rosa, con menos días y recorrido para la proclamación del campeón del Giro de Italia 2022, el domingo.

El ascenso a Castelmonte mantuvo inalterable el podio general. El ecuatoriano de Ineos Grenadiers sigue primero, pero no consigue despegarse del líder del Bora-Hansgrohe, que respondió a los ataques de Carapaz y del español Mikel Landa (Bahrain-Victorious), quien intentó recortar diferencias este viernes, pero que se mantiene a 1 minuto 5 segundos de la Locomotora.

“Al final ha sido una etapa de toma y dame, pero seguimos equilibradas las fuerzas. No nos cansaremos de intentarlo”, dijo Carapaz, quien atacó a sus rivales a dos kilómetros de la meta, aunque sin conseguir el objetivo de distanciarse.

“El final no ha sido tan duro como para que se rompa la carrera, pero mañana (sábado) será diferente”, dijo el ecuatoriano, líder de la ronda italiana por sexta jornada consecutiva.

Publicidad

Carapaz reconoció que fue un día “difícil”, más por quedarse sin uno de sus hombres fuertes como el australiano Richie Porte, quien por problemas estomacales dejó la carrera.

“Quedamos afectados por lo de Richie, pero estamos con el equipo bien, se ha hecho un buen trabajo, además tenemos a Pavel (Sivakov) que está en un gran nivel y vamos a aprovecharlo al máximo”, dijo Carapaz.

La penúltima etapa será este sábado entre Belluno y Marmolada, un recorrido de 168 kilómetros con dos puertos de primera categoría y uno especial, un tramo que deberá definir la general, a falta de la contrarreloj individual que en Verona coronará al campeón del Giro, el domingo.

“Será un buen día, una historia diferente. La etapa termina en alto, que es algo que me viene muy bien”, concluyó Carapaz. (D)