Fiel a la lucha olímpica, disciplina con la que se ha consagrado en múltiples ocasiones campeona nacional en las diversas categorías y monarca a nivel internacional en competiciones juveniles y sénior, la riosense Luisa Valverde incursionará el próximo 10 de diciembre en combat jiu-jitsu, una modalidad de combate que combina el reglamento de BJJ con golpes a mano abierta, en un nexo entre el juego de suelo con las artes marciales mixtas (MMA).

La ganadora de diploma olímpico en la categoría de 53 kilogramos de lucha en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio 2020 exteriorizó su emoción en una entrevista con EL UNIVERSO, el jueves, porque -dice- va a cerrar un 2021 exitoso. El torneo IBI 4, por desarrollarse el 10 de diciembre en el teatro Fedenador, será su última participación este año con miras al campamento en Ucrania con el que va a abrir su curso 2022.

Valverde es una de las principales figuras que ha anunciado a través de las redes sociales la organización de IBI 4, al igual que el peleador de MMA, Emiliano Linares, flamante campeón de la liga Budo Sento Championship de México.

“Se viene la cuarta edición del IBI donde tendremos 16 guerreros luchando en la modalidad CJJ (combat jiu-jitsu) en los 80 kg por el gran premio 💰 y 2 super fights de mujeres en CJJ”, indica un post de la cuenta IBI&IBOFICIAL.

Publicidad

Para llegar fina al torneo, la fluminense contó que su preparación de jiu-jitsu la realiza en la academia de Team Predador, más que nada para trabajar con su entrenador en la estrategia del derribo. En tanto que las sesiones de lucha las completa en el gimnasio de la Liga Cantonal de Durán.

Luisa Valverde se entrena en el gimnasio de la Liga Cantonal de Durán. Foto: El Universo

“Creo que tengo un poco de beneficio”, dijo la deportista olímpica, explicando que al ser un deporte de combat jiu-jitsu “a mí me favorece mucho los derribos que hago en la lucha, así que la estrategia con el entrenador de la academia es que yo derribe y comience a dar golpes para así poder llevarnos el premio”.

Sobre la transición de la lucha al CJJ, Valverde asegura estar adaptada. “Nosotros la lucha la basamos mucho en la resistencia, porque trabajamos muy rápido; en cambio el jiu-jitsu es un poco más pasivo, pero genera fuerza también”.

Asimismo, reconoció que va a ser “superdifícil” su duelo, no solo por la calidad de la contendiente, Priscila Arboleda (Team Iturralde Arte Suave), sino porque va a ser una pelea de diez minutos en la que tendrá que dar golpes, trabajar con jiu-jitsu y lucha, “o sea toda una combinación en ese mismo momento”.

El 2021, además de obtener un diploma olímpico para Ecuador por su octavo puesto en los 53 kg en los Juegos de Tokio 2020, Valverde se ubicó en el quinto lugar del Campeonato Mundial de Lucha, que se realizó en Oslo, Noruega, el pasado octubre. (D)