Novak Djokovic, que recientemente fue expulsado de Australia tras una batalla legal por su visado con las autoridades locales por no estar vacunado, posee desde 2020 el 80 % de la compañía danesa QuantBioRes, según reveló este miércoles a Reuters su CEO, Iván Loncarevic, publica diario AS de España.

La empresa, que tiene sede en Copenhague y se describe en su web como una firma dedicada a “ayudar a la humanidad desarrollando tratamientos y curas contra retrovirus y bacterias resistentes”, actualmente trata de encontrar un procedimiento médico que permita combatir el COVID con más eficacia.

La actividad de QuantBioRes se distribuye por países como Dinamarca, Australia y Eslovenia, y cuenta con once investigadores en el proyecto. Loncarevic enfatiza que buscan un tratamiento, no una vacuna.

Entrando en materia, centran sus esfuerzos en un péptido que inhibiría al coronavirus a la hora de infectar células humanas. Esperan poder comenzar las pruebas clínicas este verano. El equipo de Djokovic, informa Reuters, ha rehusado comentar el asunto.

Publicidad

Lo cierto es que, apuntan medios serbios, en el Registro Central de Empresas de Dinamarca muestra que Novak Djokovic tiene un 40,8 % de las acciones y Jelena Djokovic, su mujer, el 39,2 %.

Djokovic figura como directivo de la sociedad. Como fundadores aparecen un particular, Anthony Charles Slingsby, y una compañía con nombre serbio, Tulua d.o.o Belgrade Stari Grad, que aportó un capital de 400.000 coronas danesas (algo más de $ 60.000) para su creación. (D)