La ciclista neerlandesa Demi Vollering conquistó por primera vez el Tour de Francia femenino tras la disputa de la octava y última etapa, una contrarreloj individual de 22,6 km en Pau ganada este domingo por la suiza Marlen Reusser.

Vollering (SD Worx), de 26 años, sucede en el palmarés de la Grande Boucle a su compatriota Annemiek van Vleuten (Movistar), que en esta ocasión quedó fuera del podio final, superada por la belga Lotte Kopecky (SD Worx) y la polaca Katarzyna Niewiadoma (Canyon).

Miryam Núñez ‘sueña’ con una destacada actuación en el Mundial de Ciclismo

A sus 40 años y en la temporada de su despedida, Van Vleuten se queda de esta manera sin poder conquistar la que hubiese sido su segundo triplete consecutivo Vuelta-Giro-Tour.

Publicidad

Pero la victoria de Vollering no puede considerarse una sorpresa. Suma su 15.ª victoria en 2023 y es la número 1 actual. En primavera ya logró el triplete de las Ardenas (Flecha Valona, Lieja y Amstel), algo que hasta ahora sólo había realizado su compatriota Anna van der Breggen.

En las calles de Pau, que tras la lluvia matinal se fueron secando a lo largo de la jornada, y bajo la mirada de la primera ministra francesa Elisabeth Borne, Reusser firmó el mejor crono, 29 minutos y 15 segundos para recorrer los 22,6 km de la etapa.

Doble campeona de Europa de la especialidad contra le crono, la suiza aventajó en una decena de segundos a Vollering, que selló así su triunfo final después de enfundarse el maillot amarillo en la víspera en la etapa con final al mítico Tourmalet.

Publicidad

Kopecky, líder de la prueba durante seis días y que mantuvo el amarillo hasta el sábado, fue tercera en la etapa a 38 segundos de la ganadora, aventajando en dos segundos a la australiana Grace Brown (FDJ-Suez), un resultado que le sirvió para acabar en el podio final.

En la general final, Vollering aventajó en 3 minutos 03 segundos a Kopecky, que acabó con el mismo tiempo que Niewiadoma, aunque superó a la polaca por puestos.

Publicidad

Van Vleuten, que hizo una mala crono, a 1 minuto 41 segundos de la ganadora de etapa, se quedó sin el podio por solo 56 segundos.

“Me cuesta encontrar las palabras. Me daré cuenta quizá un poco esta noche al celebrarlo con el equipo. Porque sigo sorprendida, especialmente por la diferencia con Annemiek (van Vleuten) el sábado en el Tourmalet. Sabía que había logrado una gran actuación, pero no me espera una diferencia así (2 minuto y 24 segundos el sábado)”, confesó Vollering.

La victoria en el Tour es un alivio para Vollering, que de esta manera mantiene el trono del ciclismo actual de manera incuestionable, aunque en este Tour pasó por momentos complicados, como en la quinta etapa, cuando fue sancionada con 20 segundos por circular tras el coche de su equipo.

Esa sanción, que estuvo acompañada por la expulsión de su director deportivo, fue considerada como clemente por varias de sus rivales, ya que Vollering podría haber sido expulsada de la carrera por una acción “que puso su vida en peligro”, según la directora del Tour Marion Rousse. (D)

Publicidad