Jorge Delgado Panchana, el mejor nadador nacional de todos los tiempos (doble finalista olímpico, en Múnich 1972 y Montreal 1976; bicampeón panamericano, en 1971 y 1975; múltiple monarca de Sudamérica), competirá este sábado en las elecciones a la presidencia del Comité Olímpico. El actual titular de la Federación Ecuatoriana de Natación habló con este Diario de sus proyectos, en caso de ganar. También se refirió a varias de las polémicas surgidas tras la exitosa participación tricolor en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, a los que fue como jefe de misión.

¿Qué lo motiva a ser candidato?

Conmigo hablaron varios presidentes de federaciones, cuyos nombres no voy a revelar, y me dijeron que hasta ese momento nadie afín a ellos mostró interés en ser candidato. Me explicaron que yo tenía el perfil para presentarme a las elecciones, por haber sido atleta olímpico y hoy máximo directivo de la FENA. Les pedí unos días para hablar con mi familia, porque era una decisión que debía tratar con mis seres queridos, y me dieron su apoyo para la designación.

¿Tiene respaldo de votos suficientes para pensar en ganar?

Publicidad

Cuando uno compite siempre el objetivo es vencer. No vas a una competencia pensando en perder; es ilógico ser negativo. Esto es diferente a un reto en una piscina, o un cuadrilátero, se juegan otros factores, situaciones diferentes, pero sobre todo tengo el respaldo de directivos de las federaciones.

El candidato Danilo Carrera dijo hace una semana que 31 federaciones lo respaldan. ¿Cuántas a usted?

Lo dicho por el economista Carrera no se puede saber (con exactitud) porque esto es democracia. Tampoco tengo la certeza, aparte de los directivos que hablaron conmigo, de quien más me puede dar su voto. Los dirigentes darán su respaldo tras analizar los proyectos presentados. El voto es secreto. El nombre del elegido para la presidencia se sabrá el sábado, luego del mediodía.

¿De ganar, qué cosas priorizará?

Lo principal, hablar con las autoridades gubernamentales para conseguir más recursos. Para hacerlo sabemos que debemos tener buenas relaciones con el Ministerio del Deporte y trabajar con Fedenador, federaciones y asociaciones provinciales. Quien gane las elecciones del COE debe hacer eso de entrada, no se puede llegar y trabajar de forma aislada. Debemos involucrar a la empresa privada para obtener recursos económicos y una de nuestras ideas es que en la nueva Ley del Deporte se disponga que si una entidad privada patrocina a un club de fútbol, también invierta en otra disciplina como ciclismo, natación, boxeo, etcétera. Propondremos que si la empresa privada invierte $ 1 millón en un equipo de fútbol, la cuarta parte de ese monto vaya a alguna federación y que esta le verifique a la empresa que entregó el dinero que este ha ido a atletas en formación; así todo será transparente. Es una de las principales ideas de las tantas que vamos a plantear para la ley.

Ecuador ganó medallas olímpicas en ciclismo y halterofilia, pero precisamente la relación de Richard Carapaz, Neisi Dajomes y Tamara Salazar está rota con sus federaciones ¿Como candidato qué lectura le da a situaciones de ese tipo, que se repiten con otros deportistas que fueron a Tokio 2020?

Publicidad

Quien sea elegido presidente del COE debe buscar una solución a esos problemas. A lo largo de la historia los desacuerdos entre deportistas y directivos han pasado, pasan y pasarán. Quien presida el COE debe mediar en estas fricciones por el bien del deporte; peleados, no vamos a ningún lado. Hay que buscar cómo frenar esto y que la discusión no suba de tono. En todos lados, la confrontación es normal, la diferencia está en saber cómo tratar esto.

Después de las quejas de los medallistas olímpicos usted declaró que los trapos sucios se lavan en casa. ¿Aún cree en eso?

Como atleta olímpico, en su momento, y como presidente de la Federación de Natación, digo cuando se dan a conocer estas discrepancias: ‘En casa hablamos’. Quien sale del país como embajador deportivo no puede hacer ese tipo de comentarios porque queda mal el país; es mi forma de verlo. Uno debe amar mucho a su país y no puede hacer eso. Si hay malestar, al volver a casa se reúnen o hacen una rueda de prensa y dicen las cosas. A los cruces verbales entre atletas y directivos hay que hallarles solución porque nadie es dueño de la verdad. Uno habla y el otro se defiende, pero hay que comprobar la verdad y a esto me refería. En el exterior hay que dar la mejor imagen del país, como se lo hizo hace unas semanas (en Tokio 2020) y ahora en los Paralímpicos. Dentro de casa se debe hablar con dirigentes y con la prensa.

En la opinión pública no cayó bien lo que dijo el vicepresidente del COE (John Zambrano, en la lista de Delgado aparece como aspirante a secretario general) tras las quejas de los deportistas: “¿Acaso estamos nosotros en Australia o Nueva Zelanda? Estamos en Ecuador”. ¿Está de acuerdo? La frase genera la impresión de que en el COE no hay autocrítica.

Fue un momento especial y se dejó llevar por la pasión. No fue una comparación correcta. Se dejó llevar por los comentarios de los deportistas. Y recalco que su expresión fue por el momento y la vehemencia de cómo se trató y se habló del tema.

Pese a las distancias que hay, ¿no sería válido tratar de implantar en Ecuador, con los ajustes del caso, algunas de las cosas que se hacen en EE. UU. a nivel de formación de deportistas?

Viví ocho años allá y conozco el tema. El Gobierno no le da un centavo al deporte, todo el dinero proviene de donaciones de la empresa privada, a tal punto que no tienen un ministro del Deporte y es el país que siempre gana la mayor cantidad de medallas en JJ. OO. En Ecuador hay buscar qué es lo mejor para obtener recursos para formar a las personas como atletas y que lleguen a un alto nivel. En la nueva Ley del Deporte todo tiene que estar claro, no debe haber vacíos y se debe incentivar a las empresas privadas a invertir. Con los resultados obtenidos en Tokio hay que comenzar a tocar puertas para conseguir dinero, para así en el futuro llenarnos de gusto por los logros que consigan nuestros atletas.

¿Qué esperaría del ministerio del Deporte si usted llegara a ser presidente del COE?

Nosotros, así como las demás federaciones ecuatorianas, esperamos ayuda continúa. Que se pongan cadenas o trabas para politizar el deporte hace daño, es nocivo. El deporte debe ser libre y se le debe permitir moverse con facilidad. En este momento en el ministerio hay mucha burocracia cuando se trata de obtener recursos para las competencias. Hoy tenemos una situación especial porque teníamos contemplado, en el Plan Operativo de la FENA, un Mundial de piscina abierta en diciembre en Doha, Catar. Pero la FINA (Federación Internacional de Natación) decidió que también que se compita en aguas abiertas. Entonces, el dinero para ir con una delegación mayor no está contemplado y habrá que hacer una serie de trámites para obtener el dinero y llevar a más nadadores. Catar está al otro lado del mundo y solo en los pasajes de avión y en hospedaje se gasta un monto importante. El que pueda ingresar a una aplicación que ofrece boletos de avión y hospedajes se dará cuenta cuánto se gasta en esos rubros, fuera de la movilización allá en Doha. (D)