El Comité Olímpico Internacional (COI) insistió este miércoles en que está “concentrado” en la organización de los Juegos de Tokio a pesar de la crisis sanitaria del COVID-19 y de la hostilidad de la población japonesa hacia la disputa del evento.

“Hay muchas especulaciones”, pero “a 78 días” de la ceremonia de apertura del 23 de julio “estamos plenamente concentrados en la fase final de la puesta a punto” de estos Juegos, aseguró Mark Adams, portavoz del presidente del COI, Thomas Bach.

En un momento de aumento de casos de COVID-19 en Japón, que ha obligado a varios departamentos del país -entre ellos el de Tokio- a prolongar el estado de emergencia hasta finales de mayo, la instancia olímpica “comprende la prudencia de la gente” y también que “el momento es difícil”, en palabras de Adams.

Sin embargo, el portavoz de Bach prefirió relativizar los sondeos que desde hace meses apuntan a que una mayoría de la población japonesa es favorable al aplazamiento o cancelación de los Juegos Olímpicos, que ya fueron retrasados de 2020 a 2021 por la pandemia.

Publicidad

“La opinión pública y los sondeos pueden cambiar radicalmente”, aseguró, deseando que “el pueblo japonés” termine finalmente “muy orgulloso” por poder acoger “este momento histórico, que va a reunir al mundo” después de un año de crisis sanitaria global.

El portavoz puso el acento en las “doce competiciones-test celebradas en Tokio y en Japón desde abril”, sin que se hayan producido focos de infección.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) mostró el viernes su confianza en Japón y en el COI para el diseño de las medidas de seguridad referentes a los Juegos Olímpicos.

“Vamos adelante”, subrayó Mark Adams, que dijo que “más de 7.800 deportistas han conseguido su billete para Tokio”, lo que supone “el 70% de las cuotas” olímpicas.

Entre los participantes, “una gran mayoría de lo que residirán en la Villa Olímpica estarán vacunados”, añadió.

El nivel de protección de periodistas, miembros de las delegaciones y de los miles de voluntarios se mantiene incierto. (D)