Carlos Góngora está plenamente enfocado no solo en su combate de segunda defensa de título, sino en desafiar al mexicano Saúl Canelo Álvarez, dueño del título supermediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y de los cinturones del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), con miras a “una pelea grande”.

El invicto y campeón defensor en la división supermedio de la Organización Internacional de Boxeo (IBO, por sus siglas en inglés) quiere subir otro escalón en su exitosa carrera profesional, y para eso contempla unificar los cinturones, porque -dice- está clasificado en tres organizaciones: CMB, AMB y FIB (Federación Internacional).

“Sería bueno pelear otro cinturón, unificar los cinturones; quieren que pelee en las 160 libras, pero yo peleo en las 168 libras (76,2 kg). En este caso, para la pelea grande vemos que Canelo es un gran boxeador, ha trabajado mucho para mantenerse donde está y muchos boxeadores quieren pelear contra él. Yo también me sumo. Ahora estoy preparándome para eso y si se da en un futuro, esa sería la pelea más grande que tendría en mi carrera deportiva”, dijo en entrevista con EL UNIVERSO.

‘Canelo’ Álvarez doblega a Billy Joe Saunders antes del noveno asalto

El combate de Góngora para la segunda defensa del título se llevará a cabo el próximo septiembre en Miami (Florida) y su posible contendiente es el británico John Ryder (29-5, 16 KO), según los primeros informes del staff que colabora con la preparación del púgil tricolor en Guayaquil; y, de acuerdo con el cronograma, a fines de agosto tomará rumbo a Estados Unidos para realizar el campamento.

Publicidad

El púgil esmeraldeño Carlos Góngora, campeón supermediano de la OIB, durante una sesión de movimientos en el gimnasio The Cage, en Samborondón. Foto: Diana Guananga

El llamado Carlito Way, de 32 años, tenía previsto inicialmente celebrar esa pelea el pasado julio, en Italia, en una cartelera en la que se esperaba la actuación del británico Anthony Joshua (24-1 y 22 KO), campeón de los pesos pesados de la Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional (FIB) y la Organización Mundial (OMB).

Sin embargo, esa velada se frustró porque “aconteció algo allá con el evento”, indicó el púgil esmeraldeño.

Góngora se consagró campeón mundial de la Organización Internacional de Boxeo el 18 de diciembre de 2020 al noquear en el duodécimo asalto al kazajo Ali Akhmedov y retuvo el cinturón el pasado 17 de abril al derrotar por nocaut técnico en el octavo round al estadounidense Christopher Pearson.

Con su último éxito en el Seminole Hard Rock Hotel & Casino, Góngora llegó al récord de 20-0, 15 de estas victorias por nocaut.

“Siempre la mira está puesta en pelear otro cinturón, unificar los cinturones. Estamos viendo el pro y el contra de esto”, apuntó el supermediano, quien es sobrino del célebre Segundo Mercado y el también exboxeador Jaury Mercado.

Para que Canelo sea campeón indiscutible de la categoría de 168 libras (76,2 kg), solo le resta por lograr el título de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Además, le falta colgarse el cinturón de la Organización Internacional (IBO), que está en poder de Góngora. De modo que el pugilismo ecuatoriano ya puede ilusionarse con un tentativo choque de quilates entre el mexicano y el ecuatoriano.

Preparación en Guayaquil

El martes en las instalaciones de la Fedeguayas, en el predio del Estadio Modelo Alberto Spencer, el púgil Carlos Góngora inició un ciclo de preparación de cara a su segunda defensa de título de la IBO el próximo septiembre. El presidente de ese organismo, Roberto Ibáñez, le dio la bienvenida y puso a disposición del campeón mundial supermediano las instalaciones que él requiere para cumplir con sus entrenamientos, así como la nueva pista atlética para correr. Este miércoles por la tarde tenía previsto entrenarse en el Danger Gym Studio, en Samborondón.

Góngora habitualmente se entrena en el Tena (provincia de Napo), bajo la dirección del cubano Cirilo López (entrenador de cabecera de la selección de boxeo de Ecuador). Pero esta ocasión aceptó la invitación de Fedeguayas. “El Tena es un paraíso, un lugar muy tranquilo y acogedor, donde se siente calma para entrenar y para nuestro momento de recuperación, y más que todo porque ahí siempre está mi entrenador”, refirió. (D)