El alemán Alexander Zverev, número 2 del mundo, reveló que padece de diabetes desde su infancia y que ha creado una fundación que lleva su nombre para luchar contra esta enfermedad.

“El 6 de agosto es un día muy especial para mi familia y para mí. Hoy (sábado), la Fundación Alexander Zverev se fundó oficialmente para ayudar a los niños que sufren de diabetes de tipo 1 y a la gente a prevenir una posible diabetes de tipo 2 llevando una vida sana y activa”, escribió el tenista, de 25 años, en Instagram.

Ese mismo día, Zverev declaró en una entrevista en RTL/ntv que había decidido lanzar con su hermano Mischa esta fundación, con sede en Hamburgo, su ciudad natal, “para mostrar al mundo que no se debe poner límites por esta enfermedad”.

El vigente campeón olímpico, diagnosticado con diabetes a la edad de tres años y medio, explicó este lunes en una larga entrevista a L’Equipe cómo lleva esta afección.

Publicidad

“Tengo el lector en mi bolsa de las raquetas. La ATP me autoriza a usarlo (...) Me controlo en cada cambio de lado. No tengo bomba de insulina, me inyecto yo mismo. Siempre tengo mi pluma de insulina conmigo”, confesó al diario deportivo francés.

Zverev, que se lesionó gravemente del tobillo derecho en las semifinales en Roland Garros contra el español Rafael Nada, el 4 de junio, precisó a la RTL/ntv que todavía es pronto para decidir si disputará el US Open, que comenzará el 29 de agosto.

“Aún es demasiado pronto para eso”, declaró el tenista, que acaba de volver a los entrenamientos en Montecarlo, donde reside. Además, subrayó que quiere estar al cien por cien en la Copa Davis de mediados de septiembre.

Zverev, que colgó un video el domingo en Instagram donde se le ve jugando, dice estar contento de regresar a los entrenamientos. “Muy contento” y “sorprendido, primero por la manera que he jugado y no haber sentido ningún dolor”, remarcó.

El tenista germano estuvo en noviembre de 2019 en Quito junto al suizo Roger Federer, con motivo de un encuentro de exhibición que jugaron en el coliseo Rumiñahui. El triunfo fue para Federer con parciales 6-3 y 6-4. (D)