El equipo femenino de gimnasia de Alemania está presentando un innovador vestuario en los Juegos Olímpicos para denunciar la “sexualización” de este deporte.

Así lo ha confirmado la federación alemana, después de una prueba en la que sus deportistas posaron con un atuendo que les cubría desde el cuello hasta los pies, a diferencia de otros en los que, por ejemplo, la pierna está completamente descubierta, publica diario AS de España.

Las alemanas consideran que la “imposición” de tales vestimentas no es más que una “sexualización” de su disciplina y han pasado a la acción con un traje completamente inusual.

Así lo explica la gimnasta alemana Elisabeth Seitz: “Se trata de que nos sintamos cómodas. Queríamos mostrar que cada mujer y todo el mundo debería poder decidir lo que ponerse”.

Ya en abril, la federación denunció esa “sexualización en la gimnasia”, y ahora en los Juegos está demostrando su convencimiento en defender su idea. Además, añade: “El objetivo es presentarse estéticamente sin sentirse incómodo”.

Foto: Diario As

Seitz, además, ha desvelado la reacción del público a sus vestimentas: “La mayoría de la gente tuvo una respuesta positiva al respecto”.

Sarah Voss, otra gimnasta, contó cómo las deportistas contribuyeron a que se llevara a cabo la idea: “Las chicas tuvimos una gran influencia en esto. Los entrenadores también estaban muy interesados. Dijeron que querían que nos sintiéramos más seguras y cómodas en todos los casos. Simplemente nos hace sentir mejor y más cómodas”.

No obstante, Alemania no renuncia a un traje más tradicional. Simplemente, defiende que lo importante es su ejercicio y que la presentación acompañe, independientemente de que la ropa sea más corta o más larga.

Así lo argumenta Seitz: “Esto no significa que no queramos usar el leotardo normal más. Es una decisión día a día, basada en cómo nos sentimos y qué queremos. El día de la competición decidimos qué ponernos”. (D)