A falta de las conversaciones finales para cerrar la compra, Todd Boehly será el nuevo dueño el Chelsea FC. Tal y como ha podido conocer diario AS de España, el empresario estadounidense es el candidato elegido para hacerse con el equipo inglés.

Así lo ha decidido el Raine Group, el banco neoyorquino que ha gestionado el proceso de venta junto a la directiva del Chelsea y al gobierno británico.

De esta manera, Boehly se convertirá en el sucesor de Roman Abramovich, que fue sancionado por Downing Street el pasado 10 de marzo y que no recibirá ningún tipo de beneficio por la venta del club (todo el dinero obtenido irá donado a las víctimas del conflicto en Ucrania). A pesar de tener sus activos congelados, el magnate ruso sí ha participado en el proceso de selección.

Este viernes, el Raine Group descartó las propuestas de los otros candidatos, que eran sir Jim Ratcliffe (propietario de Ineos), sir Martin Broughton (antiguo presidente del Liverpool) y Stephen Pagliuca (dueño de Atalanta y Boston Celtics).

Publicidad

Los tres aspirantes apostaron con contundencia por el Chelsea, pero sus ofertas no convencieron al jurado, que ha optado por Boehly, quien invertirá más de $ 4.200 millones para comprar el club y renovar sus activos.

El multimillonario norteamericano es un “viejo conocido” para la afición blue. Su fortuna está valorada en $6.300 millones, participó en la adquisición de los LA Dodgers y ya trató de comprar el club a Abramovich en 2018 por más de $2.641 millones, pero su oferta fue rechazada.

Cuatro años más tarde está cerca de conseguir su propósito después de volver a lanzarse a por el Chelsea de la mano del suizo Hanjborg Wyss -con más de $4.200 millones de capital-, el empresario británico Jonathan Goldstein, y Clearlake Capital, un fondo de inversión californiano con activos por valor de $73.000 millones.

Entre los cuatro aspirantes definitivos, la propuesta del consorcio suizo-norteamericano era la más fuerte económicamente y ha trabajado en ella con mucha antelación.

De hecho, Boehly se reunió tiempo atrás con los miembros “senior” del Chelsea para discutir las líneas maestras del nuevo proyecto, como la mega reforma de Stamford Bridge. (D)