Santos de Brasil será el primer rival de Barcelona Sporting Club, el 20 de abril, en la ronda de grupos de la Copa Libertadores 2021. El Peixe eliminó el martes al argentino San Lorenzo de Almagro en la fase 3 (preliminar) y avanzó en el certamen, con el sorteo de la próxima etapa ya definido: llave C, con los canarios, Boca Juniors y el boliviano The Strongest.

Con un golazo sin ángulo del delantero de 17 años Marcos Leonardo, el Santos empató a 2 con San Lorenzo y certificó su billete para la fase de grupos. El global fue de 5-3.

El conjunto paulista, subcampeón la edición 2020, partía con ventaja tras la victoria por 1-3 en Buenos Aires y selló su clasificación en el Mané Garrincha de Brasilia gracias a los tantos del joven Marcos Leonardo en el minuto 22 y el lateral Pará en el 57.

San Lorenzo recortó distancias en el 59 por medio de Franco Di Santo y empató el encuentro en el 78 con un disparo de Ángel Romero desde fuera del área.

Publicidad

El equipo de Almagro plantó cara y hasta pudo llevarse la victoria de no ser por las intervenciones del portero Joao Paulo, pero al final le fue imposible levantar una eliminatoria que se le complicó todavía más con la expulsión del lateral Gabriel Rojas al inicio de la segunda mitad.

El entrenador argentino Ariel Holan sorprendió de primeras al dar continuidad en la punta del ataque a Marcos Leonardo, a la postre decisivo. Kaio Jorge, recién recuperado de sus molestias físicas, empezó desde el banquillo.

Las otros dos figuras del tridente ofensivo santista, Marinho y Soteldo, quien volvía a ser titular después de casi un mes, sí partieron de inicio.

Los argentinos marcaron terreno con juego duro desde el inicio. El Santos no se amilanó al ritmo de Marinho y Soteldo, aunque se relajó demasiado en la recta final.

La pasividad del equipo albinegro la aprovechó el plantel de Almagro para acercarse con peligro en la primera mitad.

Di Santo avisó con un remate que se marchó fuera y casi en la secuencia un fallo en la salida del balón de Kaiky por poco no lo aprovecha Óscar Romero.

Publicidad

Marinho respondió con un lanzamiento de córner que casi se transforma en un gol olímpico de no ser por la parada a mano cambiada de Devecchi.

Marinho (der,), de Santos, disputa un balón con Gabriel Rojas, de San Lorenzo. Foto: EFE

Y en el momento en el que San Lorenzo intentaba adelantar líneas, llegó la maravilla de Marcos Leonardo, con un disparo cruzado, sin ángulo, desde la línea de fondo, que se coló limpio en la portería del meta argentino.

San Lorenzo reaccionó. Donatti tuvo el empate en un remate de cabeza dentro del área, mientras que Juan Ramírez y Óscar Romero se toparon con un Joao Paulo inspirado esta noche.

Prueba de la impotencia, Gabriel Rojas se marchó expulsado con roja directa tras una entrada por detrás sobre Marinho, en el minuto 51.

Seis minutos después, Santos golpeaba de nuevo con el tanto de Pará, quien definió con maestría una jugada con Soteldo.

San Lorenzo no bajó los brazos y disminuyó diferencias a la salida de un córner con un cabezazo de Di Santo.

Con el billete para la fase de grupos en el bolsillo, Holan sacó del campo a Marinho, a quien no le gustó la sustitución y se marchó del campo visiblemente enfadado.

No le sentó bien al Santos el cambio porque San Lorenzo consiguió empatar con un disparo raso desde fuera del área obra de Ángel Romero. San Lorenzo siguió empujando hasta el final, pero ya era demasiado tarde. (D)