Río de Janeiro ha sido descartada, de acuerdo con el medio brasileño Globo Esporte, como sede del Mundial de Clubes 2021, lo que conllevaría que Barcelona Sporting Club, el único equipo que no es de Brasil y que está en semifinales de Copa Libertadores, no pueda disputar el certamen global a menos que se corone como campeón de América este año, una posibilidad que se había abierto este septiembre.

“Río de Janeiro está descartado y los Emiratos Árabes Unidos deberían albergar el Mundial de Clubes”, se titula una nota de Globo Esporte, que desarrolla: “El alcalde de Río, Eduardo Paes, realizó un en vivo (presentación) el martes para anunciar el interés de la ciudad en albergar el torneo. En los últimos días, líderes de Flamengo también hablaron con líderes de CBF (Confederación Brasileña de Fútbol) para demostrar su apoyo a la idea. Según GE, el plan se presentó a la FIFA de manera informal. Brasil nunca presentó una candidatura oficial, al contrario de lo que hicieron Sudáfrica y los Emiratos Árabes Unidos, que ya albergaron el torneo en 2009, 2010, 2017 y 2018 y están nombrados como favoritos por fuentes escuchadas por el informe”.

Si Río fuera elegida como sede del Mundial 2021, que se realizaría en los primeros meses del 2022, Barcelona tendría un cupo en el torneo. Aquello, debido a que el reglamento del campeonato organizado por la FIFA establece que “en la competición no podrán participar dos clubes de la misma federación miembro”.

“Si el ganador del torneo de la confederación anfitriona es un club afiliado a la federación organizadora, el club que represente a la confederación organizadora será reemplazado por el segundo club mejor clasificado en el torneo de la confederación anfitriona no afiliado a la federación organizadora, el cual será designado por la confederación organizadora”, complementa la norma del Mundial de Clubes.

Como país organizador, Brasil tendría un cupo para un equipo, por lo que de la Libertadores saldría el otro club no brasileño para disputar el Mundial.

La posibilidad se abrió al descartar Japón su interés de albergar el certamen, debido a la pandemia de COVID-19.

Díaz extiende vínculo con Barcelona hasta 2023

“El hecho de que la FIFA posponga el Mundial para enero o febrero ha supuesto un alivio para la CBF, que no necesitará volver a cambiar las fechas de la fase final de la Copa de Brasil”, finaliza Globo Esporte en su nota.

Barcelona es uno de los cuatro semifinalistas de la Libertadores 2021. Su rival en la llave por un boleto a la final es Flamengo. En la otra serie están Palmeiras y Atlético Mineiro. (D)