El secretario municipal de Hacienda y Planificación de Río Janeiro, Pedro Paulo, dijo el miércoles que la ciudad inició “negociaciones” para postularse como sede para el Mundial de Clubes de la FIFA 2021, que se celebrará el próximo mes de diciembre. La iniciativa de la ciudad brasileña surgió ante la negativa de Japón, sede inicial, por organizar el certamen debido a la pandemia del COVID-19.

Estamos iniciando las negociaciones para que la final del Mundial de Clubes pueda disputarse en Río de Janeiro luego de que Tokio renunciara al evento”, dijo el funcionario a periodistas.

Barcelona SC, equipo clasificado a las semifinales de la Copa Libertadores de América, torneo que entrega un cupo para este evento intercontinental, tiene grandes posibilidades de ser parte de los siete equipos que disputen el certamen inclusive si no es campeón, siempre y cuando Río de Janeiro sea designada como sede.

El reglamento del Mundial de Clubes, torneo organizado por la FIFA, establece que “en la competición no podrán participar dos clubes de la misma federación miembro”.

“Si el ganador del torneo de la confederación anfitriona es un club afiliado a la federación organizadora, el club que represente a la confederación organizadora será reemplazado por el segundo club mejor clasificado en el torneo de la confederación anfitriona no afiliado a la federación organizadora, el cual será designado por la confederación organizadora”, complementa la carta magna del certamen.

Los siete clubes participantes en el Mundial de Clubes son los siguientes:

  • Liga de Campeones de la AFC (Confederación Asiática de Fútbol).
  • Liga de Campeones de la CAF (Confederación Africana de Fútbol).
  • Liga de Campeones de la Concacaf (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol).
  • Conmebol Copa Libertadores de América (Confederación Sudamericana de Fútbol).
  • UEFA Champions League (Unión Europea de Asociaciones de Fútbol).
  • Federación anfitriona (último campeón de la primera división).
Apartado del Reglamento del Mundial de Clubes donde se indica que no pueden participar dos clubes de la misma asociación miembro.

Es decir, si Río de Janeiro se convierte en la ciudad encargada de organizar este evento deportivo, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) contaría con un solo cupo para el Mundial de Clubes, que será entregado al campeón de la Copa Libertadores 2021, para lo cual Brasil tiene tres candidatos: Flamengo (rival de Barcelona), Palmeiras y Atlético Mineiro. Mientras que el cupo que debería ser para el anfitrión le corresponderá al segundo equipo mejor clasificado en el torneo de la confederación anfitriona (Copa Libertadores) no afiliado a la CBF; en consecuencia, al haber tres equipos brasileños entre los cuatro mejores de la Copa Libertadores, ese cupo le correspondería a Barcelona independientemente de su ubicación final una vez finalizada la Copa.

Si Barcelona se corona campeón de la Copa Libertadores, tomará el cupo correspondiente al campeón de Conmebol. Y, en ese caso, el campeón de la primera categoría de Brasil obtendrá el cupo correspondiente a la confederación anfitriona. (D)