El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el paraguayo Alejandro Domínguez, llegó este viernes a Quito para comenzar los trabajos de preparación de la final única de la Copa Libertadores que se disputará a finales del próximo año en la ciudad portuaria de Guayaquil.

“Tengo que mencionar que tenemos que trabajar con Francisco (Egas, el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF)) sobre lo que va a ser la final única de Copa Libertadores del próximo año en Guayaquil”, dijo Domínguez a través de la FEF.

Aseveró que ese es un trabajo que lleva mucho tiempo, por lo que hay que anticiparse, “porque es una fiesta que demanda mucho en ciertos detalles, de mucho trabajo, de mucho esfuerzo y a mí me gusta ser muy detallista y que el nombre de Conmebol sea sinónimo de bien hecho”.

“En eso compartimos con Francisco y es parte del trabajo que vamos a comenzar hoy”, agregó, “vamos a estar trabajando sobre lo que compete al fútbol mundial, que directamente nos atañe y es parte también de nuestra agenda”.

La final única de la Libertadores del próximo año se disputará en el estadio Monumental Banco Pichincha “Isidro Romero Carbo”, de propiedad de Barcelona SC, con capacidad para unos 57.000 aficionados.

Domínguez, cuya llegada responde a invitación del presidente Egas, aprovechó la ocasión para felicitar a la selección de Ecuador “por el tremendo trabajo que esta realizando en estas eliminatorias, que son sumamente competitivas”, al referirse a la fase clasificatoria para el Mundial de Catar 2022.

“Creo que el resultado de ayer (0-0 ante Colombia, en Barranquilla) fue muy favorable, en un partido difícil contra un rival directo en el que Ecuador hizo lo suyo, jugó con inteligencia, con el equipo que tiene que es fantástico”, apostilló.

Domínguez estuvo el jueves en el estadio Metrolitano de Barranquilla, en el que se disputó el enfrentamiento entre colombianos y ecuatorianos por la duodécima fecha de las eliminatorias del Mundial de Catar 2022, al que también asistió el presidente de la FIFA, el italiano Gianni Infantino. (D)