Después de ir perdiendo por 2-0 a falta de un cuarto de hora para el final, el Manchester City logró remontar 3-2 contra el Aston Villa, gracias principalmente a un doblete de Ilkay Gündogan, para conservar su título de campeón de Inglaterra el domingo, al término de la 38.ª y última jornada.

Los goles de Matty Cash (minuto 37) y de Philippe Coutinho (69) dieron tensión al partido antes que Gundogan (76 y 81) y Rodrigo Hernández (78) anotaran tres tantos en menos de cinco minutos que garantizaban la consecución del título para los Citizens.

En Anfield, el Liverpool estaba obligado a ganar y a esperar el tropiezo que estuvo a punto de ocurrir, pero la victoria de los Reds no fue sencilla: el Wolverhampton se adelantó en el minuto 3 luego de que Pedro Neto aprovechara la mala defensa de los locales.

Luis Díaz (i) y Mohamed Salah celebran uno de los goles del Liverpool frente a los Wolves. Foto: PETER POWELL

Sadio Mané empató (24 minutos) y ya en la segunda parte, Mohamed Salah (84) y Andy Robertson (89) garantizaron una victoria para el Liverpool que no fue suficiente en una nueva y apretada edición de la Premier League.

Rodri celebra su gol contra Aston Villa. Foto: ANDREW YATES

En esta última jornada del campeonato, el Tottenham logró certificar su clasificación a Liga de Campeones y el Burnley descendió a la segunda división inglesa. (D)