La FIFA anunció este lunes que las tres últimas plazas de clasificación para el mundial femenino de fútbol de 2023 se decidirán en un torneo en Nueva Zelanda, en los estadios Waikato, en Hamilton/Kirikiriroa, y North Harbour, en Auckland/Tāmaki Makaurau.

El primer torneo clasificatorio para el mundial femenino de la historia se jugará del 17 al 23 de febrero del año que viene con diez selecciones en busca de las tres últimas plazas para Australia y Nueva Zelanda: dos de Asia (Tailandia y Taiwán), dos de África, dos de Norte, Centroamérica y el Caribe, una de Europa y una de Oceanía.

Por Sudamérica estarán dos selecciones, que saldrán de la fase final de la Copa América que arranca este viernes en Colombia, torneo que reparte tres cupos directos.

Cinco selecciones de Asia (Filipinas, Japón, Corea del Sur, China y Vietnam) y cuatro de Europa (Dinamarca, España, Francia y Suecia) ya se han asegurado su presencia en el Mundial, junto con los dos países anfitriones, Australia y Nueva Zelanda.

“La decisión adoptada en 2019 de ampliar el Mundial femenino de 24 a 32 equipos ya ha incidido muy positivamente en el crecimiento y desarrollo en general del fútbol femenino. Ahora, más naciones tienen la oportunidad de jugar en la máxima competición mundialista, y todo esto empieza con el torneo clasificatorio”, afirma Sarai Bareman, directora de la División de Fútbol Femenino de la FIFA, en una nota de este organismo. (D)