Que la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) “debió suspender” a Byron Castillo “mientras se aclare la situación” que tiene al jugador de Barcelona Sporting Club en medio de señalamientos sobre su lugar de nacimiento, y por ende nacionalidad de origen, es el criterio de Néstor Landeta, exintegrante de la Comisión de Selecciones del organismo rector del balompié nacional.

Landeta tomó como referencia el caso del guardameta Alexander Domínguez, quien cumpliera una suspensión de seis meses en 2007 mientras jugaba en Liga de Quito, luego de que la FEF determinara que el meta habría alterado documentos de otras personas y que su verdadera nacionalidad era colombiana. En este marco, recordó las acciones del desaparecido Marco Vargas, entonces jefe de la Comisión de Investigación de la Ecuafútbol.

“Vargas, que en paz descanse, hizo la investigación en ocho días y presentó el informe en el que se corroboraba que Domínguez era ecuatoriano. Él fue adonde lo inscribieron (en Tachina, Esmeraldas) y revisó las actas de inscripción y nacimiento. Lo mismo tienen que hacer con Castillo”, declaró el exvocal de la Federación en diario Extra.

Landeta puntualizó en cuanto a responsabilidades de la reincidente incertidumbre alrededor de la nacionalidad de origen de Castillo, cedulado como ecuatoriano por orden judicial: “La falla viene desde la Comisión de Investigación de la FEF, que no ha presentado el informe. En este caso, la FEF se cura en sano (al no convocarlo a la Selección), porque puede ser que hagan jugar a Castillo y alguien salte reclamando. Entiendo que en Barcelona sigue jugando por su derecho al trabajo, pero la FEF debió suspenderlo hasta que se aclare la situación”.

Pese a sus destacadas actuaciones en el club torero, Castillo no ha sido considerado para la Tricolor ni para microciclos domésticos. El futbolista de 22 años fue fundamental para los canarios en el campeonato 2020.

De acuerdo con los registros de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Castillo inició su formación en el club Norte América, en 2012. Debutó en Primera (B) en 2014 con Deportivo Azogues. Pasó también por las reservas de Emelec y el primer plantel de Aucas antes de llegar a Barcelona, en 2017. (D)