Miguel Ángel Loor asegura que no tiene ningún resentimiento con Emelec, Independiente del Valle, Mushuc Runa ni con ningún otro club que votó en su contra el pasado 1 de agosto, cuando como candidato único, con 21 votos a favor, de 26 posibles, fue confirmado para otros cuatro años como presidente de la LigaPro. En esta segunda parte de la entrevista con EL UNIVERSO el directivo habló de su relación con Francisco Egas, titular de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, y sugirió que se le pregunte a este si la FEF tenía un candidato propio para los comicios que él ganó.

Ponderó Loor el nivel de la Liga Profesional a nivel continental y del mundo y no eludió hablar de inconveniente de tipo legal que tuvo con la justicia ordinaria, al que calificó de “locura”. Se refirió a la Copa Ecuador, al torneo de la serie B, y negó que haya habido reparto de cargos para mantenerse el puesto que ostenta desde el 2018.

¿Cuáles son las expectativas para este segundo periodo?

Crecer. Nosotros tenemos que seguir mejorando. No nos podemos estancar. Nos faltan detalles como el de las canchas, que los ingresos mejoren, pero al final del día si usted se da cuenta, ya la LigaPro está estructurada, es sólida y hoy, basados en eso, nuestra meta es seguir creciendo.

Publicidad

En las elecciones recibió el apoyo de 21 clubes de 26, pero no votaron por usted los considerados grandes, ¿Cómo toma esta postura?

Barcelona si votó por mí. Los que no me apoyaron fueron Emelec, Independiente del Valle, Independiente Juniors, Mushuc Runa y el otro no sé. Ellos lo dijeron públicamente. Lo veo como normal, empecé con 24 votos en el 2019 y hoy tengo 21. No me parece descabellado. Siempre existe un desgaste, es natural, pero de hecho tener tantos votos es buenísimo. También es saludable, es tener oposición y si es tan así de pequeña, como en este caso. Es mejor porque lo puedo corregir más rápido.

Independiente del Valle dijo que se repartieron cargos en el directorio por votos.

No, eso no es verdad. Hay que conocer los reglamentos y quienes deciden son los propios clubes. Evidentemente durante semanas de trabajo un grupo de clubes considera que se une y trabaja y piensa que el candidato puedo ser yo. Ellos probablemente voten por ellos mismos, y al final eso fue lo que pasó.

Publicidad

¿Tiene resentimiento con algún club que no lo apoyó?

En lo absoluto. Cero. Yo no soy así, no pienso de esa forma; al contrario. Lo que creo correcto ahora es trabajar y tratar de unir a todo el fútbol en una sola línea, incluso con la FEF.

El año pasado hubo un enfrentamiento con la FEF porque resolvió entregar un cupo a la Libertadores en el torneo de la Copa Ecuador. LigaPro no estuvo de acuerdo, ¿Cómo terminó esta controversia?

La FEF tiene la capacidad y potestad de organizar los torneos que quiera. Evidentemente quieren darle más realce (a la Copa Ecuador) entregando un cupo a un certamen internacional y preferiría que no sea así. Yo debo defender siempre mi competición (el campeonato nacional), pero no puedo irme en contra cuando los clubes lo han aceptado y la FEF tiene la potestad de hacerlo. A partir de ahí lo único que pedí, en ese momento, era orden y una comunicación fluida para poder tener claras las reglas, antes que empiecen los torneos.

Publicidad

¿Cómo está su relación con el presidente de la FEF?

Hoy es cordial, hoy estamos bien. Hemos conversado para mejorar mucho esta relación y para que institucionalmente las dos organizaciones se lleven bien.

¿Por qué no ser transparentes y decir qué conversaron usted y Francisco Egas antes de las últimas elecciones? ¿El secretismo es porque se acordó algo que no sería bien visto por la opinión pública?

¿Cuando no se ha sido transparente en este tema? Yo he contado al detalle lo que se habló. Todo fue en aras de mejorar la relación entre las dos instituciones. Ahora, si quieren, me puedo inventar cosas para que haya más morbo y se siga hablando del tema.

Publicidad

La LigaPro pide que se respete el Código de Ética, pero Egas y usted se dijeron de todo. Hasta cuestiones personales se mencionaron

Yo no me acuerdo haber hablado nada personal. Creo que está hablando de manera especulativa. Yo siempre he sido firme en mis expresiones pero jamás irrespetuoso.

¿La FEF tenía un candidato a la presidencia de la LigaPro?

No me corresponde responder esa pregunta. Lo que sí le puedo decir es que cuando me reuní con el presidente de la FEF hablamos muy poco de las elecciones. Y dentro de lo poco (que tocamos el tema) me dijo que no se iba a involucrar en ella. Y así fue.

La Copa Ecuador este año cambió su formato y entrega más premios económicos, ¿la ve más atractiva?

Es una competición que existe en varios países y es agradable ver a equipos de segunda categoría, de la serie B, enfrentarse a escuadras de la A, en el medio del torneo, es bueno; simplemente creo que debemos organizarnos bien para que tenga más realce.

Se ha dicho que la serie B debería ser manejada por la FEF para quitarle ese peso a la LigaPro, ¿es factible?

No es posible. Eso se trató de hacer hace un par de años, pero no fue aprobado y creo que hoy ya estamos como con la organización de los dos torneos. Por el momento no es algo que está en nuestra cabeza.

La serie B todavía no despunta, no tiene el atractivo que por ahora alcanzó la Copa Ecuador.

Ninguna serie B del mundo es muy atractiva, no es tan sencillo. Yo sí quisiera proponerles a los clubes cosas tangibles como que en la serie B sea obligatorio tener jugadores menores de 23 años, como máximo; más Tres o cuatro refuerzos que rebasen esa edad. Hacia allá deberíamos apuntar para que la serie b sea una categoría semi formativa.

Luis Chango, presidente de Mushuc Runa, es un crítico permanente de su administración, ¿Cómo están están las cosas con él?

Decirle bien, no puedo. Conversamos, hablamos cuando tenemos que hacerlo. Él es crítico de mi administración y lo entiendo; a partir de ahí trato de llevarme bien. Nunca será un problema para mí intentar hacerlo, no es algo que me afecta. Cuando diga algo que yo considere que no es correcto le daré mi opinión y mi punto de vista.

Chango se queja también porque la LigaPro no programa a los equipos considerados grandes en el estadio Echaleche.

Hay que tener claro una cosa es que durante la pandemia se pudo jugar allí algunos partidos porque no había público, pero de ahí hay ciertos requisitos que debían cumplir y que no se ha hecho. Por eso todavía no se vuelve a ese escenario. Hay que tener luminarias para poder jugar a cualquier hora, la vía de acceso es un poco complicada y puede ser un riesgo para la vida.

Ustedes fijaron plazos para los estadios que no tienen luminarias, ¿se cumplirá a rajatabla el plazo o van a extender el mismo?

El Consejo de Presidentes puso plazos. Eran el estadio 9 de Mayo, de Machala, y el Echaleche; entiendo que el 9 de mayo ya tienen las torres puestas y están esperando las luminarias para instalarlas este año. Veremos qué pasa con Echaleche.

A nivel internacional se hablaba de determinada ubicación de la LigaPro en relación a otras del mundo. ¿Se ha llegado a determinar la posición real de la LigaPro?

Es subjetivo. Deportivamente hay años buenos y años malos. Hay años en que hemos estado entre las diez mejores ligas del mundo, otros entre las catorce. Si me preguntan a mí, en el aspecto de organización somos la más organizada del continente, no tengo la más mínima duda. Pero a partir de ahí sí hay muchas cosas que mejorar y corregir.

¿Qué necesita la LigaPro para ser atractiva en el exterior?

En el exterior somos muy bien vistos. Pero aquí (en el país) es casa de herrero, cuchillo de palo. Es normal que internamente siempre se critique todo y busquemos la forma de autodestruirnos cuando hay muchísimas cosas positivas que se han hecho. Hoy estamos sentados en la mesa con las mejores ligas del mundo, discutiendo en cosas que nos hagan crecer y mejorar porque nos ven como una Liga seria y ordenada.

Usted tuvo un problema legal (presunta defraudación fiscal) y se decía por ese tema que saldría de la LigaPro, ¿cómo terminó ese asunto?

Terminó como tenía que terminar. Se entendió que eso era una locura y que al final del día iba a resolverse a favor mío. Por suerte no hubo ninguna acusación y ya no hubo ningún problema, pero sí dejaron manchas y secuelas. Afectaron a mi familia porque aquí te juzgan pero un juez si no en twitter, o te juzga la prensa, o la opinión pública, que puede ser sangrienta cuando se trata de estos temas. Pueden destruir la honra para siempre.

Usted es muy activo en Twitter y en esa red social toca temas de su labor como presidente de la LigaPro.

Sí, muy activo, porque ustedes los periodistas publican bastantes titulares y la gente consume solo el titular, nada más. Y el titular a veces no dice la realidad porque no entra (el lector) en el texto. Entonces me gusta usar Twitter para aclarar cosas y explicarlas. El periodista tiene su forma de ver, su punto de vista sobre la información, por eso ahora existen estas herramientas que permiten que uno pueda explayarse e informar lo que uno cree conveniente.

¿Ha recibido ofensas por su su gestión en la LigaPro?

Hay muchos trolls y yo me divierto porque ponen apodos que me hacen reír. Al final del día hay que entender una cosa: el fútbol es competencia. Si algo sucede en un partido de fútbol y un hincha siente que a su equipo lo perjudicaron, se va en contra de la administración, es normal. Pasa en todo el mundo. Yo entro en las cuentas de twitter de los presidentes de otras ligas más importantes, y que han hecho muchísimo en esos países, y hay insultos. Por el cargo hay que aceptarlo.

¿Habrá un tercer periodo?

Legalmente tengo entendido que no se puede. Y al momento no es mi prioridad. (D)