Michel Deller, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), no acepta que Emelec, mediante su dirigencia, le prohíba el acceso al estadio George Capwell, como comunicara el club eléctrico el 18 de junio, porque aquello está “fuera de las atribuciones reglamentarias y por ser discrecional”, además de que “no es cierto”, según el directivo nacional, que haya “cometido una infracción”.

En un comunicado el lunes, Deller reaccionó al veto de Emelec, que, argumentando un “comportamiento descontrolado y parcializado” del segundo de la FEF, comunicó al organismo rector del balompié nacional la prohibición de que el dirigente pueda ingresar al Capwell, casa del equipo millonario.

En una misiva suscrita por Nassib Neme y enviada el jueves pasado a Francisco Egas, principal de la Ecuafútbol, el directivo eléctrico indica: “Muy a pesar, nos vemos obligados a comunicarle la decisión de prohibir el ingreso a nuestras instalaciones al vicepresidente de la FEF, arquitecto Michell Deller, en cualquier evento deportivo que tuviere lugar en nuestro escenario Estadio Banco del Pacífico-George Capwell. Como institución hemos llegado a esta decisión luego de analizar detenidamente el comportamiento del señor Deller en contraste con toda norma establecida para un dirigente deportivo, y más aún para una autoridad federativa”.

El club azul compartió el comunicado en redes sociales, donde adjuntó videos en los que aparece Deller en una suite del Capwell, en el partido que Emelec recibió a Independiente del Valle, el domingo 30 de mayo, por la jornada 14 de la primera ronda de la LigaPro Serie A 2021 (0-0).

Este 21 de junio, Deller señaló que las pruebas presentadas por el club guayaquileño “suman cuatro minutos en total, en los que hago lo que hace cualquier apasionado del fútbol cuando ve un partido que le emociona”.

Y continúa: “Si mi comportamiento, reflejado en las citadas imágenes, molestó a alguien, me disculpo y seré en adelante más cuidadoso para no dar lugar a malas interpretaciones. Al mismo tiempo, no acepto esta sanción por estar fuera de las atribuciones reglamentarias y por ser discrecional; pero sobre todo, porque significaría aceptar que he cometido una infracción y eso no es cierto. No actúo con violencia en ningún aspecto de mi vida y menos aún aceptaré la insinuación de que lo hago en el fútbol”.

Deller finalizó su misiva señalando que no volverá a referirse al caso.

Ya a inicios de junio, Emelec denunciaba lo que llamó “actitud desafiante y conflictiva” del vicepresidente de la Ecuafútbol, presente en el estadio Capwell el día del partido contra los del Sangolquí.

En aquel documento remitido a la FEF, firmado por Neme como presidente eléctrico, el dirigente reprochaba el comportamiento de Deller: “Vemos con preocupación que el vicepresidente de esta importante institución (la FEF) intervenga activamente con la delegación de otro club con el cual tiene nexos, imágenes que también están incluidas a pesar de ser de dominio público, no solo porque (Independiente) es un club miembro, igual que nosotros, al que estábamos enfrentando ese mismo día. También porque viola toda ética y norma de conducta de la FIFA para una dignidad tan importante”. (D)