La gestión de cobranza, generación de superávit o déficit, la variación de ingresos, deudas con los árbitros y endeudamiento son mejor manejados por la Liga Profesional de Fútbol del Ecuador (LigaPro) que por la Federación Ecuatoriana de Fútbol, según los balances de los últimos tres años que se han hecho públicos por parte de ambas instituciones.

En la gestión de cobranza, la LigaPro tenía una cartera a su favor de 31′604.925,00 dólares, y la FEF, de 19′909.457. De esos valores, la primera entidad recuperó 17′418.341,00 dólares, lo que significa el 55 % del total; y la rectora del fútbol profesional ejecutó 8′837.520,00 dólares a su favor, lo que significa el 44 % del monto total, existiendo una diferencia de once puntos porcentuales a favor de LigaPro.

En relación al superávit o déficit, en el 2019, la Liga tuvo 1′804.202,00 dólares a su favor; en el 2020, 57.478,00; y en el 2021, 699.919,00 dólares; por su parte, la Ecuafútbol en el 2019 tuvo saldo a favor de 223.364,00 dólares; en el 2020, las cifras también fueron azules, con 839.374; pero en el 2021, el valor es negativo, con 6′944.453,00 dólares. En el global, la LigaPro, en los tres años, tiene 2′561.599,00 dólares a su favor; y la FEF tiene un acumulado negativo de 5′881.715,00 dólares.

En los ingresos, en los tres años existen 31′489.084,00 de diferencia a favor de la LigaPro, que registra un ingreso por 96′810.550,00 dólares; mientras que la FEF tuvo 65′321.466,00 dólares.

Publicidad

La deuda con los árbitros también tiene diferencias a favor de la entidad que maneja Miguel Ángel Loor, que debe cancelar 780.528,00 dólares; mientras que el organismo presidido por Francisco Egas debe cancelar 1′140.179. dólares.

Finalmente, sobre el endeudamiento, la Federación Ecuatoriana de Fútbol debe cumplir con pagos al Banco de Guayaquil por 2′500.000,00 y un préstamo a la FIFA por 5′000.000,00; mientras que la LigaPro no registra obligaciones para cumplir con terceros para financiar sus actividades.

Reacciones

El presidente de la LigaPro, Miguel Ángel Loor, sobre la gestión que realiza señala: “No me gusta hablar de otros, peor sugerir cómo manejar o gestionar una entidad como la FEF. Si algún día tengo el honor de estar ahí, podría opinar. LigaPro tiene un modelo ejecutivo que con el paso de los años va mejorando y generando una línea de trabajo que debe ser replicada y mejorada por todos en el fútbol. Tener buena imagen atrae ingresos. Tener buenas oficinas, también”.

Consultado sobre en qué se basa el éxito económico de su gestión, Loor indicó: “En el trabajo, el ingenio y la transparencia. Desde que llegamos nos fijamos como meta publicar absolutamente todo, máxima transparencia. Y que nos auditen siempre una de las big four (cuatro grandes). Eso realmente generó un cambio en la percepción e imagen. Nuestro trabajo ha hecho que el torneo sea atractivo y eso nos ha ayudado a generar ingresos. Creo que nuestro éxito ha generado mucha confrontación e incluso problemas con algunos, que no les gusta ver crecer a otros; capaz eso estoy pagándolo ahora con tanto ataque. Pero para eso estamos aquí, para luchar y cambiar algo que estaba mal, no para asustarnos y dejar que sigan haciendo lo mismo de antes”.

Publicidad

Diario EL UNIVERSO consultó mediante mensaje al presidente de la FEF, Francisco Egas, sobre las razones del déficit en el último año, pero no respondió.

Lo que sí consta en el informe económico que se presentará este martes en el Congreso Ordinario de Fútbol, en la página 11, es lo siguiente: “Los ingresos obtenidos por la FEF durante el año 2021 fueron afectados por la emergencia mundial de la pandemia COVID-19, ocasionando no poder contar con el ingreso total de taquilla por partidos de eliminatorias, la reducción del valor por participación en Copa América y el no pago del sponsor”.

Además, en la página 15 reseña por qué bajaron sus fondos de caja: “Se registró sentencia a favor del SRI por un valor de 2′947,194,00 dólares a causa de la glosa por el impuesto a la renta de los años 2013 y 2014. Este valor corresponde a una auditoría que se realizó en el 2015, por parte del SRI, en la que se determinaron varias inconsistencias contables, falta de soportes, conceptos y retenciones no aceptadas por el SRI”.

Omar Estupiñán, presidente de la Asociación de Fútbol de Esmeraldas y que participará en el Congreso de Fútbol, anticipó que solicitará información sobre el déficit de la FEF”. (D)