La Selección soportó, entre octubre del 2017 y el 22 de marzo del 2024, tres bochornosos actos de indisciplina grupal. Esos sucesos lastimaron la imagen del balompié nacional porque tuvieron repercusión mundial. Dos se produjeron en el marco de torneos internacionales organizados por la FIFA y la Conmebol; el último tuvo lugar en Nueva York, en la víspera de un partido amistoso contra una potencia universal.

Robert Arboleda y Gonzalo Plata -reincidentes en malos comportamientos en la Tri- acudieron el viernes anterior a un club de striptease de la Gran Manzana con un menor de edad: Kendry Páez, de 16 años (quien por ley del estado de Nueva York debía ser mayor de 21 años para ingresar a ese tipo de lugares).

De esa incursión se supo el lunes 25 de marzo cuando el portal La Data filtró, en redes sociales, imágenes de un video de 35 segundos de duración. Se observa al sonriente Arboleda mostrar un fajo de billetes (dólares), al tiempo que se escucha una voz que le grita “¡báilale!” a una bailarina que ejecuta varias cabriolas frente a Páez, quien permanece sentado junto a Plata.

Publicidad

Era su ‘tiempo libre’

El trío de futbolistas ha recibido severas críticas desde diversos frentes y su aventura ha sido difundida en medios de comunicación de Sudamérica y Europa. La Federación Ecuatoriana de Fútbol se pronunció a través de un escueto comunicado, sin firma de responsabilidad, en el que no especifica qué medidas tomará ante un nuevo caso de indisciplina en la Selección.

De entrada, en su boletín, la Ecuafútbol puntualiza que el día de la visita de Arboleda, Plata y Páez a un centro nocturno fue durante el “tiempo libre” otorgado a la delegación. Luego enfatiza: “Lo difundido en imágenes son hechos contrarios a los valores y principios que defendemos y promovemos” y que “serán motivo de análisis para futuras convocatorias”. Nada más.

Publicidad

Según el Daily Express, de Londres, los problemáticos Arboleda y Plata serán desterrados permanentemente de la Selección, y Páez, por “su tiernada”, no recibirá una “sanción estricta de la FEF”.

¡Los ‘fugados’ jugaron!

Publicidad

La mano blanda de la Ecuafútbol ‘castigó’ así otros actos grupales de mala conducta, cometidos durante las presidencias de Carlos Villacís y de su sucesor Francisco Egas, en el 2017 y 2019, respectivamente.

En su momento, Villacís confirmó que el viernes 6 de octubre del 2017 se escaparon de la Casa de la Selección, antes de un partido contra Argentina, por la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018, Arboleda, Joao Plata, Enner Valencia, Gabriel Cortez y John Cifuente. El jefe de Seguridad, ingeniero Jaime Lara López, coronel (servicio pasivo), presentó un informe con los nombres de los cinco tricolores fugados.

¿Qué extraña decisión tomaron Villacís y el DT interino Jorge Célico respecto a los indisciplinados, que “se fueron a la medianoche del viernes, amanecer sábado, y regresaron a las 02:30”? Arboleda arrancó como titular ante Argentina, que ganó 3-1 el martes 10 de octubre del 2017 en el Olímpico Atahualpa, mientras que Enner ingresó a los 40 minutos en reemplazo de José Francisco Cevallos Jr.

Remedo de castigo

Publicidad

El 12 de octubre del 2017, Villacís declaró sobre la ‘sanción’: “El directorio ha resuelto separarlos de cualquier convocatoria de manera indefinida a la selección nacional”. Pero lo que en realidad hizo la federación fue imponer un castigo simbólico. La llamada “suspensión indefinida” no afectó en nada a los indisciplinados Arboleda, Joao Plata, Enner Valencia, Gabriel Cortez y John Cifuente, porque la Tri no tuvo actividad por casi un año.

Robert Arboleda y Enner Valencia, con Ecuador en la Copa América 2019. Foto: AFP

En la primera oportunidad que hubo, dos de los que se fugaron de la Casa de la Selección fueron llamados a la Tri. Adiós supuesta suspensión indefinida. Ecuador, después del vergonzoso caso, tuvo actividad nuevamente en septiembre del 2018 y Enner y Arboleda fueron titulares en el triunfo 2-0 sobre Jamaica, amistoso realizado en Nueva Jersey.

En la Copa América 2019 -ya en la administración de Egas-, el paso de Ecuador por Brasil será recordado con tristeza por el caso llamado Piso 17. En el hotel Hilton Garden, de Belo Horizonte, Robert Arboleda, Alexander Domínguez, José Quintero, Ayrton Preciado, Arturo Mina y Antonio Valencia participaron de una fiesta improvisada tras la eliminación de la Tri.

Cajas de cerveza

En un video difundido al finalizar el certamen se observaba cómo, con ayuda del entonces relacionista público de la FEF, Arboleda ingresaba cajas de cerveza y comida en el piso donde estaba alojado Valencia.

No hubo castigo para los fiesteros del Piso 17. El discurso inflamado del presidente de la Ecuafútbol incluyó frases como “sanciones severas”, “establecer una nueva norma de conducta en la Selección”, “que la conducta sea intachable en los seleccionados”, que “el jugador que llegue a la Selección tendrá que cumplir con normas estrictas” y que antaño “la Selección no tenía una cultura disciplinaria, ni siquiera desde sus directivos, mucho peor en sus integrantes”.

Luego de la Copa América, Ecuador jugó cinco amistosos en el 2019 (contra Perú, Bolivia, Argentina, Trinidad y Tobago, Colombia), pero en el primer duelo oficial del 2020, contra la Albiceleste en el arranque de la eliminatoria a Qatar 2022, algunos protagonistas de la juerga del Piso 17 fueron reintegrados. Volvieron Domínguez y el siempre perdonado Arboleda. (D)