Luego del empate 1-1 con Brasil en Quito, el seleccionador de Ecuador Gustavo Alfaro dejó ver sentimientos encontrados, por la forma cómo su equipo entregó el corazón en la cancha, así como por la incidencia del videoarbitraje (VAR) en el desarrollo del encuentro, lo que para él le quita esencia al fútbol. Sus declaraciones en rueda de prensa pospartido parecen una súplica dirigida a la Conmebol, ya que en junio del año pasado un capítulo similar se vivió contra Perú (derrota 1-2) en el mismo estadio Rodrigo Paz cuando el VAR intervino y no convalidó una falta penal a favor de los ecuatorianos.

“Estamos conmocionados por el desarrollo del partido, por las cosas que sucedieron. Uno siempre pide que la resolución se defina por las virtudes, aciertos o errores que pueda llegar a cometer. Fue un partido demasiado extraño, complejo. Se lo dije a Wilmar (el réferi colombiano del encuentro), me quedo con la sensación que antes del córner del gol de Brasil, era falta sobre Ángelo Preciado”, resaltó el técnico.

Alfaro criticó las interrupciones ocasionadas por el VAR: “Hubo dos rojas para el portero Alisson, al igual que dos penaltis, pero luego el árbitro se retractó y no fue solo dar marcha atrás, sino por la pérdida de tiempo que se ocasiona, entre 4 y 5 minutos, que afecta a los equipos en favor o en contra”.

‘¡Fue penal! El árbitro Ostojich puso el pretexto de que no hay intención del defensa peruano’

Y continuó: “Ahí es donde entra uno en las sutilezas del VAR, que ven microscópicamente o buscan cosas para justificar hacia un lado u otro. Esto le está quitando la esencia al fútbol”.

Publicidad

“De ahora en adelante pido que todo vaya en forma igual, que el premio o el castigo sea el rendimiento de un equipo dentro del campo de juego, hoy nos quedamos con la sensación de sabor a poco”, insistió.

“Nos quedamos con la sensación de no haber podido vivir una noche que hubiese quedado marcada para la historia de haberle ganado a Brasil, si nos hubiesen dado la posibilidad de patear el penalti al final del partido”, expresó.

El entrenador de Ecuador no escatimó elogios hacia sus dirigidos.

“Quiero destacar y rescatar la actitud de los jugadores por todo lo que dieron. Nos pasó ya ante Perú y cuando el VAR intervino, el equipo se nos vino abajo. Esta vez el equipo siguió entregándose y no creo que haya mala intención de no querer que Ecuador vaya una Copa del Mundo. Conmebol y la gente debe entender que no es solo una Selección que quiere ir al Mundial”.

Para Alfaro, una vez cerrada esta página, necesita que su equipo siga fuerte, que siga sumando la mayor cantidad de puntos que pueda. El próximo enfrentamiento será el martes 1 de febrero contra Perú en Lima. (D)