El de Wilmar Roldán fue un arbitraje cuestionado por Ecuador y Brasil, selecciones que empataron 1-1 en Quito, con acciones de juego que obligaron a revisar cuatro veces el sistema de videoarbitraje (VAR), lo que incidió en los cambios de decisiones que pesaron al final en el resultado.

El seleccionador brasileño Tite arremetió contra la Comisión de Arbitraje por la designación de Roldán. “Si estás jugando eliminatorias donde el primero es Brasil; segundo, Argentina; tercero, Ecuador; y cuarto es Colombia, la situación no da para que un cuarto clasificado pueda venir a arbitrar un partido del tercer ubicado”, expresó.

El estratega reconoció que Roldán es buen árbitro, pero en el partido estuvo mal. Había presión, y es humano”, dijo.

Faltó un poco de sensibilidad en la designación. Había mucha presión, y podemos interpretar eso porque se ejerce una presión innecesaria. Él (Roldán) es bueno, pero el ambiente era de mucha presión”, comentó.

Publicidad

En el juego, Roldán expulsó por faltas en dos ocasiones al golero Alisson, sancionó una falta al golero ecuatoriano Alexander Domínguez y pitó dos penales a favor de Ecuador, todas acciones corregidas por el VAR, que dejaron en cancha al golero brasileño, expulsión para Domínguez y sin los penales a la Tri.

Ecuador salva el empate ante Brasil y sigue firme hacia el Mundial Catar 2022

“Por cuestión humana, si soy árbitro con toda esta situación en el entorno, no puedo errar, porque Brasil va a reclamar y porque se está jugando en campo de Ecuador y cualquier decisión en su contra se puede interpretar que está favoreciendo a Colombia. Da para esa interpretación. Entonces, no podía pitar él, debía pitar otro, porque hay grandes árbitros. Él (Roldán) es bueno, pero tenía mucha presión y estrés a millón”, apuntó el estratega. (D)