Una grave crisis que amenaza en convertirse en un incendio incontrolable atraviesa hoy el Club Sport Emelec. Una pésima campaña en el torneo 2023 de la Liga Pro tiene a los eléctricos entre los equipos involucrados con posibilidad de descender a la serie B. En la primera etapa Emelec terminó como el cuarto peor equipo de la tabla de posiciones. En lo que va de la segunda ronda el cuadro azul tiene cuatro fechas seguidas sin ganar, sin anotar goles, y comparte en la clasificación acumulada el mismo puntaje mísero que el colista y el penúltimo (Guayaquil City y Libertad, en ese orden): 17 unidades.

‘La dirigencia se equivocó, es una vergüenza, el entrenador está perdido. Emelec vive un momento caótico’, el disparo de munición gruesa de Esteban ‘Rifle’ Dreer, exarquero eléctrico

José Pileggi fue elegido presidente de Emelec el 2 de noviembre del 2022 y en nueve meses de gestión se le escapó la fase inicial del campeonato, ya no ganará la segunda, fue eliminado de la Copa Sudamericana, y es un hecho casi consumado que no tendrá competencias internacionales en el 2024. Pero hay una eventualidad aterradora en el horizonte: el descenso al infierno de la serie B.

‘Enfóquese en salvar la categoría’, el llamado de atención de Edmundo Véjar, exvicepresidente de Emelec, a José Pileggi por la crisis de resultados

Emelec no mejora, no rinde a nivel colectivo ni individual, dos entrenadores no han hallado soluciones, y entre los siguientes once rivales hay diez a los que no pudo someter en la primera fase en el estadio Capwell y tampoco de visitante.

Publicidad

‘Desbarataron a Emelec. José Pileggi incineró activos y patrimonios con salidas de Sebastián Rodríguez, Dixon Arroyo, Marlon Mejía, Roberto Garcés’, dice exdirectivo

Responsable principal de la crisis

Pileggi ha repetido que “las finanzas del club no fueron recibidas en el mejor estado” cuando ha sido cuestionado por el fracaso que ha sido Emelec en lo que va de la campaña. En varias declaraciones de ese tipo ha fustigado a Nassib Neme (pero sin decir nombre y apellido), presidente de la administración que lo antecedió. No obstante, son responsabilidad de Pileggi todos los pobres refuerzos extranjeros fichados para arrancar su gestión. En cuanto a las contrataciones nacionales excepto Miller Bolaños, que ha pasado más tiempo lesionado que en la cancha, y en alguna medida Luis Fernando, el resto sigue sin servir. Su primer adiestrador, el argentino Miguel Rondelli, es historia hace rato -y de la mala-. Y con la llegada del colombiano Hernán Torres nada ha mejorado.

Pedro Quiñónez, tricampeón con Emelec, y su ácida crítica a los azules: “¿Cómo es que un jugador que entrena todos los días no puede tirar un centro?”

Después de que el lunes Edmundo Véjar, vicepresidente emelecista en toda la era Neme, conminó a Pileggi a que se “enfoque en salvar la categoría” y de recomendarle que “todo el trabajo y los recursos económicos (de Emelec) deben estar destinados al fútbol”, otro miembro del directorio que consiguió cuatro títulos nacionales (2013, 2014, 2015, 2017) y que implantó un récord de protagonismo único en el fútbol de Ecuador (del 2009 al 2018 Emelec siempre terminó primero, segundo, o tercero en el certamen) se pronunció contra el novel mandatario actual.

“José Pileggi ha desinstitucionalizado a Emelec. Lo destruyó en tiempo récord ¡Llegó a dinamitarlo! Sin duda él es el principal responsable. Pero no sé puede ignorar que este momento del equipo es responsabilidad de todos; de jugadores, dirigentes, así como el de ambos cuerpos técnicos, médicos, ayudantes, y hasta de los hinchas. Todo esto parece extraído del guión de una película de terror”, le dijo a EL UNIVERSO, el exintegrante del directorio eléctrico anterior, en el que ocupó un alto cargo en ese cuerpo colegiado, con la condición de que su identidad se mantenga en reserva.

Publicidad

‘Comentarios tontos’

Del complicado presente de su club esto dijo el socio emelecista: “Hoy no hay institución. Somos un pedazo de equipo secuestrado por la mediocridad y el quemeimportismo. De espanto el caos que se vive en Emelec Los jugadores, en el coeficiente de ponderación de las responsabilidades, deben estar disputándose el título de culpables con Pileggi. Excepto (Pedro) Ortiz, (Aníbal) Leguizamon y (Luis Fernando) León, el resto no se salva”.

Acerca de los dichos de Pileggi, en algunos casos expresados cuando en la primera etapa de la Liga Pro Emelec tenía seis partidos seguidos sin vencer (completó nueve), o cuando estaba un lugar arriba del antepenúltimo casillero en la tabla, por ejemplo, el exdirigente millonario fue lapidario.

Publicidad

“Pileggi debe tener al menos una docena de declaraciones contradictorias y rimbombantes, además de payasescas. ‘Tenemos un nuevo proyecto’. ‘Este es un nuevo proyecto deportivo’. ‘Estamos recuperando la institucionalidad que antes no existía’. ‘Tenemos un lindo equipo con 17 incorporaciones’. ‘Este es un equipo nuevo’. ‘Todo marcha viento en popa’. ‘A pesar de encontrar la casa desordenada ya la pusimos en orden’. Hasta terminar diciendo torpemente que “esto recién comienza”, con más del 50% del campeonato jugado. Secuencialmente Pileggi va acomodando sus comentarios tontos al escenario vigente para Emelec. En donde, claro está, él es la figura central que está arreglando todo”, le comentó a este Diario el exdirigente del Astillero.

El miembro del directorio cuando Emelec clasificó a las finales del 2010, 2011, 2014, 2015, 2017, 2018, y 2021, cree que los errores de Pileggi no solo se dieron en las contrataciones de jugadores, sino también en el orden administrativo.

‘’Fajardo, un error más’

“A Kleber Fajardo lo conozco desde su época de jugador. Su cara cuando Emelec perdió el campeonato de 1992 fue la misma que cuando ganó el torneo en 1993. Tampoco se desencajó cuando en la mesa se perdió la opción de bicampeonato en 1989. Le daba igual. Extraordinario jugador, pero ácido en todo el sentido de la palabra. Tenerlo allí debe ser uno de los tantos e interminables errores de Pileggi”, dijo acerca del asesor de la actual dirigencia.

Según el exdirectivo de Emelec, “a Pileggi le falta dar un latigazo público, además de los dos que ya ha dado. Él dijo: ‘a Róndeli le quedó grande el equipo’. Luego declaró: ‘a Mondaini le quedó grande el cargo (director deportivo al final de la administración de Neme)’. Solo le faltó decir: a Pileggi le quedó muy grande Emelec. ¡Es un crack! Es de espanto este señor. Este es un mandato plagado de errores e invisibles aciertos”.

Publicidad

Finalmente, el exdirectivo eléctrico, que habló con la condición de hacerlo con su identidad reservada, se refirió a la situación que implica el riesgo de descenso. “Ojalá que Emelec permanezca en la categoría mayor, aunque cuando eso suceda Pileggi lo va a celebrar como si hubiera ganado un campeonato. Será una fantochada más, pero con un final menos infeliz. Será esa intervención como el cierre del telón del circo durante una función en que todo salió mal. Los trapecistas cayeron al piso y fallecieron por falta de lona protectora, el león se comió a su domador, los tigres arruinaron la función atacando al público, y los payasos tampoco hicieron reír a nadie”. (D)