El argentino Gustavo Alfaro, entrenador de la selección de Ecuador, confesó la extraña sensación que vivió al llegar a la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), contratado en septiembre de 2020, a un mes del inicio del clasificatorio sudamericano para la Copa Mundial de Catar 2022.

Alfaro fue entrevistado por el programa español El Chiringuito TV, transmitido a través de Twitch.

“Lamentablemente, cuando llegamos, no encontramos nada acá (en la FEF), no encontramos datos, no encontramos por ahí la sensación de dónde estábamos parados”, dijo el director técnico.

Publicidad

”Hubo que hacer un análisis muy metódico y muy exhaustivo de rendimientos individuales y colectivos”, refirió Alfaro, con respecto a la elaboración de su primera nómina de convocados para los duelos contra Argentina y Uruguay en octubre de 2020.

Alfaro fue contratado por el directorio que lidera Francisco Egas después de que el hispano-neerlandés Jordi Cruyff dejó el banquillo sin dirigir partido alguno en los seis meses que estuvo al mando. Su renuncia fue oficializada el 23 de julio de 2020.

“Fue un proceso que tenía mucha incertidumbre desde el arranque, más que nada por la situación en que se encontraba la selección de Ecuador en la previa del inicio de la eliminatoria, y también porque había que hacer un recambio generacional muy importante”, mencionó.

Publicidad

El siguiente rival de Ecuador en la eliminatoria es Paraguay, el jueves 24 de marzo, un partido que el argentino espera defina la clasificación de la Tri al Mundial.

“Nos han puesto en una situación de expectativa a dos fechas del final, donde hasta sin conseguir puntos probablemente podamos jugar la Copa del Mundo. Obviamente, queremos terminar la eliminatoria como la hemos hecho a lo largo de toda la competencia, estando detrás de Brasil y Argentina. Ecuador está muy cerca. Estamos muy cerca de hacer realidad ese sueño”.

Publicidad

El albiceleste de 59 años, que había dirigido a varios equipos, como Boca Juniors, aseguró que la clasificación con Ecuador a Catar 2022 tiene un significado enorme.

“De lograrlo, para mí significaría el logro más significativo”.

Con Argentina ya clasificada, Ecuador deberá cerrar la eliminatoria jugando contra el equipo de Lionel Messi el martes 29 de marzo en Guayaquil. (D)