Por resolución, el Comité de Operaciones de Emergencia Metropolitano dispuso que Quito pase a semáforo rojo, a ocho días del partido de eliminatorias al Mundial Catar 2022 en el que se enfrentarán las selecciones de Ecuador y Brasil, el 27 de enero.

El balance presentado por autoridades de la ciudad este miércoles detalla que, en términos del porcentaje de positividad registrado en los últimos catorce días, “la capital reporta un aumento de aproximadamente 20 puntos porcentuales, pasando de un 23,3 % a un 42,7 %”.

“Para precautelar la vida y salud de los quiteños, declaramos a Quito en alerta roja”, indicó el alcalde Santiago Guarderas, una medida que se extenderá hasta el 25 de enero.

El nivel de alerta roja implica, entre otras medidas, un aforo reducido en distintos recintos, incluidos los deportivos.

Publicidad

La resolución del cabildo se da horas antes de una reunión que sostendrá Guarderas con el COE nacional, en la que se analizará el aforo sugerido para el juego entre Ecuador y Brasil en el estadio Rodrigo Paz, juego por la fecha 15 de la eliminatoria al Mundial Catar 2022, para el que la Federación Ecuatoriana de Fútbol adelantó la venta de localidades.

Hoy tendremos una reunión con el alcalde de Quito para analizar la realidad en la ciudad y seguramente se topará el tema del partido de la selección”, dijo el presidente del COE, Juan Zapata.

Según el informe de la Secretaría de Salud emitido este miércoles, se indica que Quito tiene un total acumulado de 203.973 casos positivos confirmados de COVID-19, así como 3.538 muertes confirmadas en la ciudad desde el inicio de la pandemia.

De acuerdo con lo resuelto por las autoridades capitalinas y cumplido el plazo estipulado, la medida de alerta roja podría ser revisada o ratificada el próximo martes, con un nuevo informe epidemiológico de la Secretaría de Salud.

Publicidad

COE metropolitano declaró a Quito en alerta roja; buses trabajarán con el 50 % de aforo en horas pico

La FEF aspira al menos a mantener un aforo del 50 % en la Casa Blanca, un aproximado de 20.000 aficionados, para el juego; sin embargo, la decisión pasará por las autoridades cantonales y dependerá de la situación sanitaria en la capital.

“Recordemos que el tema del aforo es competencia de los municipios, no del COE”, indicó Zapata. (D)