El Fluminense de Rio de Janeiro conquistó su primera Recopa Sudamericana al vencer 2-0 este jueves en el estadio Maracaná a Liga de Quito, su gran némesis internacional.

Los tricolores dieron vuelta a la serie (perdió 1-0 en Ecuador la semana pasada) con dos anotaciones del atacante colombiano Jhon Arias (76 y 89, de penal), en la final de vuelta del certamen que enfrenta a los campeones de los principales torneos de clubes de Sudamérica.

‘Fluminense nos superó en la cancha, pero pudimos lastimar también’: la reflexión del volante Ezequiel Piovi tras la final perdida por Liga de Quito

Feliz por el gol, feliz por contribuir a conseguir este título y ahora a disfrutar porque es un título que recoge todo lo que hicimos el año pasado. Es la conclusión de esa conquista de la Copa Libertadores” del 2023, dijo el cafetero.

Publicidad

Los hombres que dirige el exseleccionador brasileño Fernando Diniz se desquitaron del rival, vencedor de la pasada Sudamericana, que los privó de sus primeros trofeos internacionales. Liga los derrotó en las finales de la Libertadores 2008 y de la Sudamericana 2009.

Lo hicieron al darle vuelta a la serie in extremis y con un hombre menos, tras la expulsión del atacante John Kennedy (79), autor del gol del título copero ante Boca Juniors, por una dura falta contra el volante Óscar Zambrano.

Los movimientos desde el banquillo técnico al mando de Fernando Diniz fueron efectivos, el equipo ganó en efectividad y llegaron los goles de Arias. Samuel Xavier levantó desde derecha una bola y el colombiano entró solo para cabecear al palo lejano de Domínguez.

Publicidad

El júbilo, sin embargo, fue agridulce, pues perdieron a un hombre para la recta final del juego: John Kennedy. A pesar de la inferioridad numérica, siguieron buscando el área contraria hasta hallar el tesoro, una falta penal sobre Renato Augusto, que ejecutada por Arias selló el 2-0.

El cafetero, con frialdad, cobró alto, a la derecha de Domínguez, quien adivinó la dirección, pero nada pudo hacer ante un disparo de triple valor: gol, título y desquite.

Publicidad

“Es una victoria muy merecida de un equipo que siempre tuvo coraje para jugar, tanto aquí como allá”, dijo el técnico Diniz. (D)