Dos años después de quedar subcampeona en la Liga de Naciones, España se mide el domingo (13:45 de Ecuador) a Croacia en la final del torneo continental en busca de un trofeo internacional, una década después de la Eurocopa de 2012.

La Roja buscará ante una potente Croacia, semifinalista en los dos últimos mundiales, resarcirse de la final de 2021 cuando cayó frente a Francia 2-1.

España se cita con Croacia para la final de la Liga de Naciones de la UEFA

“Es una oportunidad única”, dijo este sábado el centrocampista Rodrigo Hernández, elegido el jueves mejor jugador de la semifinal que España ganó 2-1 a Italia.

Publicidad

La victoria no solo metió a España en la final, sino que también sirvió de espaldarazo al proyecto del seleccionador Luis de la Fuente, que confía en seguir creciendo el domingo en el estadio del Feyenoord en Róterdam.

“Poco a poco vemos lo que queremos ver, mañana es el día par dar otro pasito adelante y afrontar la final con más garantías porque nos va a exigir lo mejor”, dijo este sábado De la Fuente.

La Roja logró imponer su estilo de toque en el partido contra Italia, a la que dejó sin balón en el segundo tiempo, pero el domingo se enfrentará a una Croacia a la que tampoco le faltan jugadores técnicos y que sabe dominar el esférico.

Publicidad

Es una final muy igualada con dos grandísimos equipos. Si estamos aquí es que hemos demostrado que hoy somos los dos mejores equipos de Europa”, dijo De la Fuente.

“Intentaremos controlar, llevar la iniciativa, siendo conscientes de que tenemos un rival con el mismo objetivo”, añadió el seleccionador español, que ve a sus jugadores “en el mejor momento de la temporada”.

Publicidad

Para hacer frente a su nuevo rival, el seleccionador español debería contar de nuevo con Rodri como gran organizador en el centro del campo, mientras atrás, el buen resultado de la pareja de centrales formada por Robin Le Normand y Aymeric Laporte, podría hacerles repetir.

De la Fuente afirmó que cuenta con todos sus jugadores disponibles, incluido el atacante Dani Olmo, ausente contra Italia por unas molestias en el abductor.

Sería muy importante ganar un título después de tanto tiempo, sería volver a lo más alto, sería importante no sólo por ganar sino por crear cultura ganadora para futuros torneos”, insistió Rodri.

Un partido intenso

Pero la tarea no se presenta fácil ante un rival que remontó y se impuso el miércoles 4-2 a Países Bajos en la otra semifinal del torneo, augurando una final apretada.

Publicidad

“Va a ser un partido difícil, con mucha intensidad”, auguró este sábado el seleccionador croata, Zlatko Dalic.

Croacia cuenta para esta final con el liderato de su incombustible capitán Luka Modric, buen conocedor del fútbol español.

“Luka es muy serio, está comprometido y preparado. (Ganar) sería la guinda a los éxitos de esta generación. Luka tiene un planteamiento muy profesional y eso es estupendo”, dijo Dalic.

A sus casi 38 años, Modric, que marcó de penal uno de los goles que metieron a su país en la final, jugará su 166º partido internacional, con el que espera lograr el título internacional que le esquiva.

“Ya hemos acabado segundo y tercero en mundiales, tenemos más experiencia que nos puede servir de ayuda, pero contra España no hay favoritos. Será un gran partido e iremos a por él”, dijo este sábado el lateral croata, Ivan Perisic.

Croacia confía en el impulso de su afición, que invadirá Róterdam, para lograr el triunfo.

“Nos da una motivación extra viendo a tantos aficionados venir a otro país para apoyarnos, nos va a ayudar a dar nuestra mejor versión”, concluyó Perisic. (D)