Triunfo del Chelsea (3-2), aunque no es el reflejo de lo que pudo llevarse el Brighton & Hove Albion de Stamford Bridge. Los Blues ganaron y con esto cerraron una secuencia de dos juegos sin triunfos, el último con aparatosa caída por 4-1 ante el Newcastle que levantó críticas en torno al accionar del equipo.

El duelo enfrentó a equipos de ecuatorianos en la Premier League, aunque Pervis Estupiñán ausente en filas de las gaviotas, mientras que el Chelsea tuvo a Moisés Caicedo los 90 minutos.

Los Angeles FC de Diego Palacios gana la Conferencia Oeste y disputará su segunda final en la MLS

El juego se inclinó rápidamente a favor de los Blues. Gol de Enzo Fernández al minuto 17 y otro de Levi Colwill (27), que, aunque respaldado por ayuda tecnológica en la línea de gol, ayudó para que los de Mauricio Pochettino se pongan 2-0 arriba antes de la media hora de juego.

Publicidad

Sin embargo, el trámite del compromiso cambió y tuvo a las gaviotas en campo rival al cierre de la primera parte del juego, lo que los llevó a descontar en el marcador con tanto de Facundo Buonanotte (43), con el Brighton mejor en su despliegue físico para complicar así a los locales, que se quedaron con uno menos en cancha por expulsión de Conor Gallagher al minuto 45.

El complemento fue disputado, la visita en busca del empate ante el descontrol de los Blues que cortaron con faltas repetidamente el juego.

Roberto De Zerbi cambió nombres en la formación visitante, con lo que el Brighton pudo presionar en campo rival, pero de un contragolpe nació el 3-1.

Publicidad

Las gaviotas desaprovecharon un tiro de esquina y un saque rápido del golero Robert Sánchez dejó a Mykhailo Mudryk de frente al arco, derribado en el área entre el golero Jason Steel y el zaguero James Milner (61 minutos), acción sancionada por el VAR.

Al cobro fue Fernández, que anotó el doblete, con sus primeros goles en la temporada, valiosos aportes para el triunfo del Chelsea.

Publicidad

El final fue ajustado. Joao Pedro anticipó a los zagueros del Chelsea en un tiro de esquina y de cabeza puso el 3-2 (90+1 minutos).

Brighton adelantó líneas y llevó el juego a campo de los locales, que terminaron apurados y con una acción que la visita reclamó penal pero el balón pegó en el rostro de Colwill, jugada que con ayuda del VAR cambió la decisión del árbitro, que había decretado penal para las gaviotas (90+10 minutos).

Chelsea logró así mantener el resultado y conseguir un respiro ante las críticas y su posición en la tabla, donde se ubican en décimo lugar con sumatoria de 19 unidades. Las gaviotas mantienen el octavo puesto con 22. (D)