Una nueva era comienza a nacer en Brasil y llega con varias medidas. La oleada de críticas de la afición brasileña a la CBF por obligar al defensa Yan Couto a quitarse el pelo rosa ha destapado, sin quererlo, las nuevas normas de conducta implantadas a los convocados.

Según destapó UOL, el plan de la nueva dirección deportiva pasa por hacer un “lavado de cara” a la imagen internacional de Brasil para “mostrar una imagen de seriedad al mundo”.

“Fue un pedido, básicamente. Me dijeron que el rosa era medio extravagante o así. Yo no lo creo, pero lo voy a respetar. Me lo pidieron y lo voy a hacer”, declaró Couto durante la entrevista que destapó todo.

Publicidad

“Estuve jugando con el cabello rosa toda la temporada. En realidad, fue una elección mía, estaba yendo bien, fue divertido. Pero fue algo más para el Girona: mucha gente allí se tiñó el cabello, fue como una moda. Aquí en la selección, el ciclo terminó. Soy Yan con el cabello negro; no cambia nada: sigo siendo el mismo”, dijo, según publica diario AS.

La lista es un registro de normas no escritas; es decir, no hay ningún cartel que dicte exactamente lo que se debería hacer. La decisión fue pactada entre algunos directivos de la CBF, el cuerpo técnico y los convocados para la Copa América.

Según indica el propio medio, muchas de las normas fueron acordadas por los propios futbolistas. Algunos de los elementos de la lista están pensados de una forma que pueda evitar en el futuro dañar la imagen de los propios deportistas en caso de que las cosas no salgan bien durante el torneo. (D)

La lista completa de las normas de conducta de Brasil

  • Transmitir una imagen de seriedad al exterior.
  • Evitar usar pendientes llamativos.
  • Evitar usar collares extravagantes.
  • Seriedad y discreción a la hora de usar las redes sociales.
  • Prohibido usar el teléfono durante la comida, solo al final.
  • Evitar llegar al estadio con auriculares llamativos o música a todo volumen.
  • Evitar postear videos donde los futbolistas salgan escuchando música o jugando en el vestuario.
  • Atención y respeto a los horarios de entrenamiento, comidas, etc.
  • Puntualidad a la hora de salidas.
  • Respetar el plan nutricional impuesto por la CBF.