A excepción del triunfo 3-1 en el Clásico del Astillero, en la antepenúltima fecha de la primera etapa de la Liga Pro -brevísimo momento rescatable de 90 minutos- elogiar la temporada 2023 del Club Sport Emelec es imposible. Incluso aquella victoria, conseguida de visita, no pudo borrar un antecedente de vergüenza porque los eléctricos llegaron a ese duelo con un récord adverso: nueve partidos seguidos sin ganar.

Emelec, sin competencias internacionales para el 2024

Vencer en el Monumental Banco Pichincha, en junio anterior, no evitó que para esas alturas la actual campaña ya fuera considerada como la peor de la historia millonaria -en cuanto a números negativos en varios ámbitos-.

José Pileggi desautoriza a quien anunció que Miller Bolaños y Bryan Angulo están fuera de Emelec

Jamás estuvo Emelec “viento en popa”, como dijo en abril pasado José Pileggi, presidente millonario desde noviembre del 2022. De inmediato al dirigente lo corrigió Esteban Dreer, exarquero tetracampeón con los azules, al hacer una diagnóstico más serio: “Emelec está sin brújula y con respirador artificial”.

Publicidad

Nassib Neme, durísimo con José Pileggi: ‘Es un oportunista y vanidoso disfrazado de presidente de Emelec, un incapaz de hacer las cosas bien. Debe pedir perdón’

Récord infame

La novata dirigencia emelecista contrató como entrenador al argentino Miguel Ángel Rondelli, quien en su hoja de vida no exhibía nada notable porque su experiencia previa en primera división era de una campaña en Universidad Católica, de Quito. Llegó de un club con afición minúscula y donde no existe presión. Once juegos estuvo al mando Rondelli, antes de ser reemplazado.

‘José Pileggi es un ególatra, no se deja ayudar’, dice director ejecutivo de Emelec al renunciar

La terrible campaña de Emelec, que juega de trámite en el torneo de la Liga Pro desde hace varias semanas, tiene un nuevo y lamentable agregado a su lista de récords infames. Sin saltar a la cancha, por una combinación de resultados, el sábado quedó oficialmente fuera de cualquier competencia internacional en el 2024. Se terminó una seguidilla de 15 clasificaciones seguidas de los millonarios a certámenes de Conmebol, con los perjuicios económicos del caso.

Entre el 2009 y el 2023 Emelec no faltó a la Copa Libertadores o a la Sudamericana. El primer torneo estuvo presente en las ediciones de 2010 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018, 2019 y 2022 y fijó una marca a nivel de Ecuador, con diez participaciones consecutivas.

Publicidad

¿”Viento en popa”?

La presencia emelecista en la Copa Sudamericana abarcó las versiones del 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2020, 2021 y 2023. En esta justa regional los eléctricos compitieron en ocho ocasiones continuas. Además, siete veces jugó Emelec, en una misma temporada, en los dos torneos de clubes que organiza la Conmebol.

Hasta el viernes Emelec tenía un opción remota de meterse a la Sudamericana, pero el respirador artificial del que hablaba Dreer fue desconectado. Era improbable que un equipo que en el 86,20% del actual certamen (25 de 29 jornadas) estuvo ubicado entre los peores conjuntos de tabla, clasificara a una lid internacional. Derrotó al Gualaceo de visitante 2-0 el domingo, pero ese resultado no modifica el desastre de los millonarios.

Publicidad

En lo que va del campeonato nacional Emelec en siete ocasiones fue uno de los cuatro peores equipos de la competencia, en dos se situó entre los cinco más deficientes de la tabla, y en tres oportunidades su posición fue penúltimo. Es decir, el 41,37% del tiempo estuvo hundido en el fondo. ¿”Viento en popa”?

La peor campaña

Ha sido un año espeluznante para Emelec. En la sexta jornada se registró el peor comienzo de certamen en lo que va del siglo XXI. En la novena, con la costumbre de no ganar, selló el inicio de torneo nacional más pobre de su historia, al extender su racha sin victorias a seis juegos consecutivos.

Pero luego la ausencia de triunfos se extendió a nueve partidos y así los azules del 2023 igualaron una triste marca impuesta en 1983. También fue el local más terrible de la primera parte del campeonato en curso. Y en las ocho fechas iniciales los números eléctricos fueron peores que los que registró en 1980, cuando descendió a la serie B. (D)