Ecuador jugará el jueves un partido cuyo resultado le podría dar la clasificación a la Copa del Mundo de Catar 2022. El rival, complicado, es una de las selecciones que ya tienen asegurada, hace mucho, su presencia en el máximo torneo de la FIFA: el linajudo Brasil, líder invicto de la eliminatoria. El combinado pentacampeón mundial se presentará en la altura de Quito, donde ganó por goleada en su anterior partido premundialista contra la Tricolor.

Fue en la altitud donde Ecuador obtuvo su primera victoria oficial sobre los brasileños, en el 2001, tras 59 años de enfrentamientos entre ambos. Pero en Quito —donde supuestamente la Selección “ya no juega bien, porque la mayoría de los convocados milita en clubes del extranjero”, porque “se ha perdido memoria de altura”, según la tesis de una mayoría del periodismo deportivo (pero la altura no le molestaba a nadie cuando el equipo de Gustavo Alfaro goleó 4-2 a Uruguay y 6-1 a Colombia en el arranque de la eliminatoria)— los auriverdes también han conseguido triunfos por marcadores amplios.

6-0, en 1981

El primer resultado para Brasil a domicilio sobre Ecuador se produjo en un compromiso amistoso disputado el 14 de febrero de 1981, en el estadio Olímpico Atahualpa. Fue un juego de preparación para la eliminatoria al Mundial de España 1982.

Un doblete de Reinaldo (24 y 35 minutos), otro de Sócrates (28 y 81 minutos), un gol en propia puerta de John Landeta (48) y un tanto de Zico (65) le dieron a Brasil del entrenador Telé Santana una abultada victoria por 6-0.

Publicidad

La Tri alineó con Freddy Valdivieso; Flavio Perlaza, John Landetta, Luis Corrales, Ernesto Mesías; Carlos Torres Garcés, Bélford Párraga, José Villafuerte; Mario Tenorio, Gorki Revelo, Juan Madruñero. Luego entraron Luis Augusto Granda, Lupo Quiñónez, José Valencia y Vinicio Ron. Después de esa paliza, la FEF destituyó al técnico Otto Vieira, que duró solo tres duelos.

Brasil puso a una constelación de estrellas: Valdir Peres (Marola); Edevaldo, Óscar, Luizinho (Edinho), Júnior (Pedrinho); Sócrates, Toninho Cerezo (Renato), Zico (Pita); Tita, Reinaldo, Eder.

Diario EL UNIVERSO reseñó así la goleada: “Pensábamos que la época en la que a nuestro fútbol le hacían de media docena había sido superada. Lamentablemente, aquello no ocurrió y Ecuador sigue siendo el blanco en el que se estrellan los dardos de los equipos extranjeros”. Se agregó que “con todo lo que se había hecho en el fútbol nacional, teníamos la esperanza de que la mejoría se podía constatar ante los tricampeones del mundo”.

El gol del Tin Delgado

En las eliminatorias para el Mundial de Japón-Corea del Sur 2002, uno de los triunfos más resonantes de Ecuador se obtuvo el 28 de marzo del 2001, en el Olímpico Atahualpa. Fue el recordado 1-0 ante Brasil. La Tricolor que dirigía el colombiano Hernán Darío Gómez acabó el certamen con la histórica clasificación mundialista de Ecuador, la primera para el balompié nacional. Ese resultado, celebrado ruidosamente, también representó la primera victoria de la Selección sobre el combinado del país de la samba.

Publicidad

EL UNIVERSO publicó que “el tanto de Agustín Delgado no fue lo único bueno que logró Ecuador. El equipo nacional también tuvo fútbol. Toque, entrega, garra y juego de equipo. Por ese accionar se ganó el ‘ole, ole’, de la afición que desde distintos lugares del país y del continente llegó a Quito solo para ver el partido eliminatorio rumbo a Corea-Japón”. También se destacó que durante el encuentro “la garra de Álex Aguinaga, en la media. Las ganas de Iván Kaviedes, en el ataque. El deseo triunfador de Agustín Delgado y el ímpetu de todo el equipo local hacían soñar”.

Bolillo mandó al campo a José Francisco Cevallos; Ulises de la Cruz, Augusto Poroso, Iván Hurtado, Raúl Guerrón; Edwin Tenorio (Wellington Sánchez, 68 minutos), Juan Carlos Burbano, Édison Méndez, Aguinaga; Kaviedes (Alfonso Obregón, 89 minutos), Delgado.

El DT Emerson Leão armó este equipo: Rogeiro; Belletti, Lúcio, Roque Jr., Silvinho (César, 57 minutos); Émerson, Vampeta, Juninho, Rivaldo (Luizão, 62 minutos); Ronaldinho (Euler, 46 minutos), Romario.

Sobre el tanto ecuatoriano, que tuvo una repercusión internacional de notables dimensiones, se publicó que “se jugaba el minuto 51 y llegó lo que todos pedían: el gol del Tin, quien aprovechó una excelente jugada de Kaviedes. En ese instante todo estalló en emoción. Delgado llegó por la derecha y tras recibir un pase de Jaime Kaviedes concretó. Antes de eso el Nine hizo una jugada genial dentro del área, después que Álex Aguinaga le dio un pase. La tricolor estaba para ganar. Jugó bien. Sumó tres puntos. Y alegró a la hinchada que le pedía más, pero que se fue contenta porque, ante Brasil, Ecuador sí pudo”.

Publicidad

Segundo triunfo seguido

A nadie se le ocurrió que el partido ganado por Ecuador a Brasil, en Quito, rumbo al Mundial 2002, fue una casualidad. Y que no lo fue quedó establecido en camino a Alemania 2006.

El 18 de noviembre del 2004, EL UNIVERSO dijo, en una nota titulada ‘No son invencibles’, que “Ecuador consiguió ayer ante Brasil, actual campeón del mundo, una histórica victoria por la undécima fecha de la eliminatoria sudamericana. Además, les arrebató la condición de invictos que los auriverdes mantenían en el certamen clasificatorio para la Copa del Mundo de Alemania 2006″.

En el estadio Atahualpa la Tricolor alineó con Edwin Villafuerte; Ulises de la Cruz, Iván Hurtado, Giovanny Espinoza, Paúl Ambrossi; Edwin Tenorio, Marlon Ayoví, Patricio Urrutia (Franklin Salas, 46 minutos), Édison Méndez; Jaime Iván Kaviedes (Walter Ayoví, 75 minutos), Agustín Delgado (Neicer Reasco, 90 minutos).

Publicidad

Por Brasil jugaron Dida; Cafú, Juan, Roque Junior, Roberto Carlos; Renato, Kléberson (Ricardinho, 65 minutos), Juninho (Dudú, 75 minutos), Kaká (Adriano, 82 minutos); Ronaldinho, Ronaldo.

A los 77 minutos quedó sentenciado el 1-0. Diario EL UNIVERSO reseñó que “el gol de la Tricolor llegó en el momento más crítico del partido, cuando la tensión y ansiedad se apoderaba de todo un país. Édison Méndez pudo rematar con potencia al arco, a trece minutos del final, luego de recibir un pase de Agustín Delgado. La estirada del guardameta Dida fue inútil. Un potente disparo derrumbó a un equipo de 400 millones de dólares y el estadio Atahualpa estalló de felicidad y emoción. Así empezó una fiesta interminable”.

Ecuador, con Luis Fernando Suárez en el banquillo, fue a la Copa del Mundo del 2006 como tercero de la Conmebol.

El 3-0 en el Atahualpa

“Ecuador cayó goleado 3-0 ante la selección de Brasil, que de la mano de Neymar en el campo de juego y Tite, debutante en el banquillo técnico, mostró un juego lúcido en el estadio Atahualpa para volver a meterse en pelea por la clasificación al Mundial Rusia 2018. Ecuador perdió el paso invicto que tenía como local en la eliminatoria y con la derrota ante la Auriverde cerró una racha de siete años sin perder en casa, luego de la derrota 2-1 con Uruguay que dejó a la Tri fuera del Mundial 2010 en Sudáfrica”, dijo este Diario el 2 de septiembre del 2016 de la paliza sufrida por la Tri en la víspera.

Se recordaba que “la última vez que Brasil le había propinado una goleada a Ecuador, en Quito, fue el 14 de febrero de 1981 por 6-0, en un juego amistoso.

Los tantos de los visitantes llegaron así: “A los 70 minutos se produjo una falta en el área sobre Gabriel Barbosa, sancionada con penal, que fue concretado por Neymar (72 minutos) para el 1-0. El equipo de Tite controló el juego y de la mano de Neymar fueron incisivos. La presión originó un desajuste defensivo que terminó con un autogol de Walter Ayoví (86 minutos), para el 2-0. Impotente en defensa, la Tricolor cedió más y Gabriel Jesús remató esquinado (90+2 minutos) para sellar el 3-0″.

Bajo el mando de Gustavo Quinteros, la Selección formó con Alexander Domínguez; Juan Carlos Paredes, Gabriel Achilier, Arturo Mina, Walter Ayoví; Cristhian Noboa, Carlos Gruezo (Fernando Gaibor, 81 minutos), Enner Valencia, Jefferson Montero (Michael Arroyo, 72 minutos); Miler Bolaños, Felipe Caicedo (Renato Ibarra, 65 minutos).

En su estreno como adiestrador de Brasil, Tite hizo jugar a Alisson; Alves, Marquinhos, Miranda, Marcelo; Casemiro, Renato Augusto, Paulinho, Willian (Coutinho, 60 minutos); Neymar. (D)