Dani Alves volvió al FC Barcelona y en noviembre se oficializó que formaría parte del equipo que dirige Xavi Hernández, su excompañero de plantel. Aun así, en su nuevo paso por el equipo culé no compartirá con su amigo Lionel Messi y contó lo difícil que es jugar sin él.

“Messi es el mejor de la historia del fútbol. Es extraño estar aquí y no verlo, no tenerlo en la banda. Ya le dije que no va a estar en ningún sitio mejor que aquí. Lo mismo que me dijo él cuando me fui. Estaría muy bien que acabase aquí su carrera”, declaró el lateral brasileño.

En un diálogo que mantuvo esta semana con Catalunya Radio hizo un balance sobre su regreso al conjunto de España y demostró su interés en volver a jugar con la Pulga, tal como ocurrió al comienzo de su carrera. El argentino tiene contrato con el Paris Saint-Germain hasta 2023 y Alves le sugirió que se retirara con la camiseta del club que defendió durante 21 años, publica diario Olé de Argentina.

Alves jugó durante ocho temporadas en el Barcelona, en la etapa más gloriosa del club. Quedó libre del San Pablo tras rescindir su contrato y en los últimos meses se había mostrado cercano al Barça, ofreciendo sus servicios en caso de que lo necesitaran.

Publicidad

Tras regresar, contó: “En mi despedida dije que cuando estoy aquí soy feliz. Formar parte de la gran historia que tiene el Barça, sentir estos colores es lo que quiero. Si las cosas son buenas, hay que repetirlas. Espero aportar seriedad en el momento de trabajar y alegría. Estar aquí otra vez es un regalo que voy abriendo todos los días. Peleo siempre por lo que quiero. Quería regresar porque no había podido despedirme del Barça. No pude despedirme después de ocho años y 23 títulos, me quedó la espinita de poder regresar para despedirme. Salir con alegría y no con entredichos, que me vean como una persona que ama a este club”.

Además analizó cómo veía a la institución actualmente: “Es muy doloroso ver hacia dónde ha sido conducido el Barça. Pero eso ya está. Hay que encontrar la solución para sacar al Barça de ahí. Es importante los cambios que hay en el club para seguir en la élite. Los clubes siempre tienen sus altibajos. Lo que hay que hacer es que duren poco, un par de años. Y nuestro desafío aquí es convencer a todos de que juegan para el mejor club del mundo, para el equipo que cambió la historia del fútbol”. (D)