Tres de los once magistrados del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil votaron este jueves a favor de autorizar la realización de la Copa América 2021, que ha sido cuestionada desde varios sectores por la situación sanitaria del país.

Se necesitan al menos seis votos para dar luz verde al campeonato en Brasil, segundo país con más muertos por coronavirus y que espera una tercera ola de la pandemia.

Los jueces tienen hasta las 23:59 de este viernes (hora local) para votar de forma remota los pedidos del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), la Confederación Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y del Partido Socialista Brasileño para suspender el torneo, cuyo partido inaugural está previsto para el domingo 13 de junio, por el riesgo sanitario que acarrea.

Varios medios brasileños aseguran que el STF no interferirá en la celebración del evento, aunque sí podría advertir al gobierno sobre la necesidad de reducir eventuales daños.

Publicidad

Una de las juezas que rechazó los pedidos de suspensión sostuvo que cabe a las autoridades de los estados que acogerán los partidos “definir, hacer cumplir y controlar los protocolos para que no se tenga una ‘copavirus’, fuente de nuevas infecciones y transmisión de nuevas cepas”.

Otro magistrado pidió un plan detallado de acciones preventivas antes de que inicie el campeonato.

El presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, uno de los líderes más cuestionados por su gestión de la pandemia, aceptó acoger a las prisas tras las salidas semanas atrás de Argentina, por el agravamiento de la pandemia, y de Colombia, en medio de un estallido social que deja decenas de muertos.

Las críticas a la organización del evento provinieron de diversos sectores de la sociedad, incluido el plantel y la comisión técnica de la selección brasileña. Los patrocinadores Mastercard y Ambev anunciaron el miércoles la retirada de sus marcas de los eventos del torneo.

Está previsto que la Copa se dispute sin público hasta el 10 de julio en Rio de Janeiro, Brasilia, Cuiabá y Goiania.

El ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, asegura que el evento se realizará bajo un “ambiente controlado”, con pruebas periódicas a los futbolistas y protocolos sanitarios especiales.

Brasil acumula casi 480.000 muertos por covid desde el inicio de la pandemia y registró un promedio de 1.687 fallecimientos diarios en la última semana. (D)