Conmebol decidió la suspensión en Quito del juego que estaba previsto para este miércoles (17:15) en el estadio Rodrigo Paz entre Independiente del Valle y Gremio por la fase 3 de Copa Libertadores. El cotejo se reprograma con cambio de sede.

La detección de tres casos positivos de COVID-19 en la delegación brasileña llevó a la Conmebol a la suspensión del juego, por “recomendación” de las autoridades sanitarias del Ecuador.

Gremio llegó a Ecuador el lunes y en un primer control sanitario se detectaron dos casos positivos en la delegación, este martes se realizaron nuevos análisis y se encontró un tercer caso, según informó el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional.

Publicidad

Ante la imposibilidad de seguir el protocolo establecido por la Conmebol para sus competiciones, la entidad rectora del balompié sudamericano infirmó este martes de la suspensión, así como la reprogramación de compromiso, a disputarse el viernes 17:15 de Ecuador en el estadio Defensores del Chaco, en Asunción, Paraguay.

“En función de la falta de respuesta de las autoridades ecuatorianas que garanticen a realización del partido (...) dicho encuentro queda suspendido”, detalló la Conmebol en un comunicado.

“El motivo de suspensión es contrario al protocolo sanitario previamente aprobado y a la reglamentación vigente de la competición, lo cual será informado a la Unidad Disciplinaria para las medidas pertinentes”, agregó la entidad.

Publicidad

Gremio llegó al país con bajas por contagios del coronavirus, entre ellos el director técnico Renato Portaluppi, que previo al viaje desde Porto Alegre fue aislado. (D)