El pasado mes de junio la influencer y DJ Gabriela Cavallin interpuso una denuncia contra el futbolista Antony por un presunto delito de violencia doméstica, amenazas y lesiones. La brasileña se personó en la comisaría de Defensa de la Mujer en Tatuapé y denunció unas supuestas agresiones ocurridas este mismo año y exigió una medida de protección urgente y un examen forense para evaluar sus lesiones.

De igual manera, ante los agentes adjuntó los mensajes amenazantes enviados por el brasileño y unas imágenes que demostrarían las consecuencias de la violencia por parte del jugador del Manchester United.

Ministra de Deportes de Francia lanza fuerte comentario contra el brasileño Neymar

El pasado viernes presentó una segunda denuncia contra el jugador en Manchester y ahora UOL saca a la luz, tras ponerse en contacto con Gabriela, todos los detalles de esa denuncia y las fotografías que compartió con las autoridades, publica diario AS.

Publicidad

La pareja de Neymar le permite “tener sexo con otras mujeres” La pareja de Neymar le permite “tener sexo con otras mujeres”

Según el portal brasileño, en uno de los vídeos que forman parte de la investigación se vería una lesión que dejó al descubierto los huesos de los dedos de Cavallin por la última agresión de Antony. Pero la violencia que ha sufrido se remonta a mucho tiempo atrás, concretamente al 1 de junio de 2022 cuando estaba embarazada.

Tal y como explicó para UOL, el jugador se puso celoso por una publicación en la que aparecía Gabriela en un club nocturno mientras atravesaban una breve separación. Siempre según su testimonio, Antony, que estaba en la misma discoteca, la metió en su coche, la agredió y la amenazó con arrojarla del vehículo a gran velocidad.

La influencer continúa su discurso desvelando unas presuntas amenazas contra ella y contra el bebé que llevaba en su interior: “O me quedaba con él o él, yo y nuestro hijo moriríamos. Le dije que estaba embarazada, que me estaba asustando, que me aceleraba el corazón. Temblaba de miedo”.

Publicidad

El 2 de junio de 2022 Gabriela compartía una imagen desde el hospital con una vía intravenosa en su brazo, pero en la investigación figuran también unas conversaciones en las que Antony amenaza con desaparecer: “Nadie me encontrará. Me habéis hecho esto, dije cosas que no debía y no me has perdonado. Cuida del bebé”, escribió.

Desgraciadamente el 21 de julio Gabriela perdió su bebé mientras estaba de vacaciones en Brasil y después de varias semanas en las que tenía que acudir continuamente al hospital a recibir suero y a controlar constantes sangrados.

Publicidad

Antony, voluble y controlador, según Gabriela

Después de perder a su hijo, Cavallin regresó a Holanda junto a Antony y allí volvió a sufrir por el control al que la sometía el futbolista. Según ella, el brasileño era voluble y controlador y alternaba momentos de mucho cariño con arrebatos de agresividad de los que luego se disculpaba.

Prueba de ese control es una captura en la que Antony le envía 13 mensajes en menos de un minuto con palabras como “ridícula”, “asquerosa” o “espero que te mueras”.

En otras conversaciones que UOL no publica pero sí cita, Antony habría mostrado su enfado por unos likes de Gabriela a fotografías de Gil Cebola con Neymar: “Lo que no entiendo es que te haya gustado todo lo que Gil Cebola ha publicado de Neymar. Aunque sea una foto antigua. Incluso hay fotos comentadas”.

El fichaje del jugador por el Manchester United llevó a Cavallin a Inglaterra, pero decidió no acompañarle a final de año al Mundial de Qatar. Según ella, quería aprovechar la distancia para terminar con su relación definitivamente, pero no lo logró. Un mes después, en enero de 2023, Gabriela habría sufrido otras dos presuntas agresiones a manos de Antony.

Publicidad

Una fue con un cabezazo que le causó un corte en la cabeza, mientras que la otra, un puñetazo en el pecho, provocó que se le desprendiera la prótesis de silicona. De nuevo, la influencer asegura que la pelea vino por los celos de Antony por alguien con el que había quedado años atrás.

A raíz de ese episodio se produjeron más agresiones hasta terminar con una lesión grave que provocó su vuelta a Brasil en busca de protección. En la investigación figura el testimonio de un amigo de la pareja que habría visto cómo Antony se comportaba de forma posesiva, insultaba a Gabriela públicamente y destrozaba su móvil hasta en dos ocasiones.

“Sabía que tenía que irme, pero no podía hacerlo. Le quería tanto... (...). Ese último día (8 de mayo de 2023) fue muy serio. Tenía mucho miedo de no poder salir de casa”. Gabriela cuenta para UOL que Antony intentó golpearla en la cara con un cuenco de cristal, que ella trató de defenderse y que el resultado fue una herida en el dedo que dejó al descubierto sus huesos.

“Antony cerró la puerta de casa y no me dejó salir, y yo tenía el dedo abierto. Rompió mis cosas, se llevó mi pasaporte (...). Me lanzaba balones, me tiraba teléfonos móviles. Decía que me iba a matar, que se iba a suicidar”. Actualmente la investigación está abierta en Inglaterra y Brasil y Gabriela obtuvo medidas cautelares para estar alejada de Antony y que el jugador no pueda ponerse en contacto con ella. (D)