Alemania, con un gol de penalti de Paris Brunner a los 63 minutos, accedió a semifinales del Mundial sub-17 de Indonesia y se deshizo de España, que dominó la primera parte pero se diluyó en la segunda sin crear grandes ocasiones.

La selección española salió a tratar de controlar el partido con posesiones largas, apoyos constantes en el centro del campo y jugadas elaboradas en busca de Daniel Yáñez y Marc Guiu, que pudo marcar a los 21 minutos con un remate que salvó en el área pequeña Da Silva Moreira.

Esa fue la primera de las tres ocasiones claras que tuvo España en la primera parte. Las otras dos fueron un disparo de Héctor Fort con el interior que se marchó rozando la escuadra y la segunda con una acción de Peio Huestamendia que no supo culminar con su pierna izquierda cuando estaba solo ante Max Schmitt.

Publicidad

En la segunda parte las fuerzas se igualaron y Alemania mejoró sus prestaciones ofensivas sobre el césped adelantando sus líneas y comenzando a merodear el área de España.

En busca de un nuevo aire, José Lana revolucionó el equipo a los quince minutos de la segunda parte con un triple cambio, dando entrada a Paulo Iago, Igor Oyono y Pablo López y quitando a Huestamendia, Juan Hernández y Daniel Yañez.

Sin embargo, solo dos minutos después el partido cambió. Grunner trató de recortar a Héctor Fort por el costado izquierdo de su ataque y fue derribado por el jugador del Barcelona. El futbolista alemán, desde los once metros, no falló su lanzamiento y abrió el marcador.

Publicidad

El gol descolocó a España, que pese a tener tiempo para lograr la igualada no encontró la forma de hacer daño a la defensa alemana, bien plantada sobre el césped y que apenas sufrió con los ataques de su rival. (D)