Hernán Galíndez, portero argentino-ecuatoriano, desea salir de la Universidad de Chile, debido a que ha manifestado ‘hostigamiento’ en las redes sociales por el caso Byron Castillo, por ello pidió el respaldo de la agremiación de jugadores de ese país, pero le advirtieron que podrá dejar el club siempre y cuando llegue a un “mutuo acuerdo”.

En días pasados, la prensa araucana señaló que el representante del arquero tricolor hacía gestiones para lograr su desvinculación del equipo. Además el jugador se contactó con el Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup) para buscar ayuda.

Galíndez habría solicitado al gremio que intercedan con la dirigencia azul para facilitar la salida, sin embargo, le respondieron que tendrá el respaldo necesario ante los ataques que pueda tener junto con su familia pero que no hay una “falta” en el aspecto laboral con los universitarios.

“Me comuniqué con Hernán y como sindicato le brindamos todo el apoyo para estas situaciones que no son para nada agradables”, dijo Gamadiel García, presidente del Sifup a radio ADN, declaraciones recogidas por diario La Tercera.

Publicidad

“Nosotros tenemos que ser responsables y hasta el día de hoy no hay un incumplimiento grave por parte de la Universidad de Chile, por lo tanto, el jugador no podría salir por algún motivo en particular”, añadió el dirigente.

El directivo gremial insistió en el respaldo ante cualquier situación que complique la integridad del futbolista y su familia.

“Estamos siempre atentos a lo que pueda ocurrir respecto a lo que él nos comentó, esperamos que esto no escale, que no haya ninguna consecuencia ni acto de violencia en contra del jugador o de su familia”, expresó García.

Luis Marín, secretario del sindicato también fue contundente al dejar claro que no existe motivo en el orden laboral para que el guardameta salga del plantel.

“Galíndez nos contacta para comentar la situación que le pasó, pero aquí no hay faltas al contrato para pensar en un autodespido, por ejemplo. Acá hay amenazas y complicaciones para él y su familia, y en ese aspecto debe venir el apoyo del club y de parte nuestra. Lo otro, si quiere terminar su vínculo con la U, debe conversar con el club y esperar que esto sea de mutuo acuerdo”, sentenció Marín. (D).