Madrid

Solo la Primera y la Segunda Guerra Mundial, y la pandemia de COVID-19, han logrado detener la realización anual de la Copa Davis por tratarse de catástrofes globales.

Y al igual que en aquel entonces, el retorno de la competencia ha sido a todo vapor, pero con las precauciones debidas. Por ejemplo, la Federación Internacional de Tenis y la organización del evento en Madrid han ajustado los controles sanitarios para evitar sorpresas.

Quienes tenemos credenciales de prensa, de trabajo, de auspiciantes o de otra índole debemos llenar una declaración especial con código QR para recibir la acreditación pertinente. Además, cada día tenemos que actualizar otra declaración y cuestionario en línea, que alimenta de inmediato a la plataforma del QR sobre temas del COVID, para poder pasar los puntos de seguridad instalados a la entrada del moderno Arena Madrid.

Publicidad

Ya en la amplia sala de prensa, todos debemos utilizar mascarillas. Se nos asigna un puesto de trabajo, el cual no puede cambiar durante toda la semana, de tal manera que se pueda identificar inmediatamente al lado de quién has estado sentado trabajando en caso de algún contagio. Nuestro puesto es quinto. Los colegas suecos están a la izquierda y los rusos, a la derecha.

Indudablemente, la lamentable noticia de que ha dado positivo la famosa promesa española Carlos Alcaraz ha causado gran revuelo. La preocupación es fuerte dentro del equipo de España.

No es menos cierto que Alcaraz ha venido jugando el ATP Tour semanas atrás y seguramente se contagió en otra ciudad.

Madrid está repleta de gente estos días por la Champions League, la Copa Davis y los turistas que vienen durante el Día de Acción de Gracias. Se vive una normalidad controlada y un movimiento gigante en las calles, a pesar de la helada ola de frío que experimenta la península ibérica. (O)


Andrés Mendoza Paladines es director de radio Atalaya. Cubre, en Madrid, las finales de la Copa Davis 2021 para EL UNIVERSO.