El optimismo y la ilusión por conquistar el primer título de su historia es el presente de Aucas y su goleador Francisco Fydriszewski tiene la firme convicción de lograr el sueño de la primera corona oriental ante Barcelona SC, el cuadro con más campeonatos en Ecuador.

El argentino, de 29 años, no solo que es el mayor artillero de los quiteños sino también de la LigaPro con 15 tantos.

El goleador gaucho cree que el favorito, por ser un “equipo grande” son los toreros en la finales que comenzarán a disputarse desde este domingo, sin embargo, tiene la confianza que su escuadra se impondrá en los trascendentales duelos.

Publicidad

Hace poco Hernán Galíndez dijo que Barcelona es el favorito por historia, pero Farías comentó que Aucas lo es por juego. ¿En qué vereda te ubicás vos?, le preguntaron.

“Me pongo en la vereda de Hernán, ja. Por un tema que el favorito siempre va a ser el más grande acá. Obviamente que toda la gente que no es hincha de Barcelona va a estar con nosotros, porque somos un equipo que por primera vez llega a la final, que por primera vez llega a una Libertadores”, dijo.

“Obviamente somos un equipo humilde, trabajador y sabemos lo que queremos, todos lo sabemos. Vamos con el perfil bajo y con el cuchillo entre los dientes para poder ganarles que tenemos todas las herramientas para poder hacerlo”, añadió el delantero en conversación con diario Olé.

Publicidad

Para Fydriszewski el “obligado” a ganar es el equipo de Fabián Bustos y refirió que Aucas debe cuidar no del rival, sino de lo que hagan sus jugadores.

“Barcelona SC es un grande, obviamente está obligado a ganar, lo dice el escudo de ellos. Nosotros como un equipo humilde, estando concentrados y sabiendo qué equipo tenemos, que podemos llegar a conseguir, vamos a ir con todo a Guayaquil y sabemos que podemos sacar un resultado positivo si estamos concentrado los 11 titulares y los que entran”, precisó.

Publicidad

“Nosotros nos tenemos que cuidar de nosotros mismos. Nosotros somos nuestro propio rival, porque nosotros si bien competimos contra ellos, hay momentos que, sin entrar en una palabra fuerte como relajación, bajás un poco la intensidad y el equipo rival te logra golpear”, concluyó. (D)