Ismael Rescalvo, entrenador de los millonarios, subrayó la expulsión del volante Dixon Arroyo este domingo, en la derrota de Emelec en campo de Liga de Quito, y dijo que si el partido en la capital de la República “hubiera seguido once contra once”, la visita habría “podido ganar”, en vez de llevarse una derrota por 2-0 ante los universitarios.

“Dos partidos tuvimos hoy. Con once jugadores tuvimos siempre el balón y muchas llegadas. A partir de la expulsión todo se complicó, pese a las variantes que hicimos y la búsqueda de equilibrio”, declaró el estratega español del club eléctrico en la rueda de prensa pospartido.

El choque, válido por la sexta fecha de la segunda ronda de la LigaPro serie A, se saldó con un doblete de Alexander Alvarado, el segundo gol luego que Arroyo fuese expulsado por doble amonestación a la hora de juego en el estadio Rodrigo Paz.

“Jugar contra Liga, y de visitante, con diez jugadores es muy difícil, porque condiciona todo, peor si el jugador es Dixon Arroyo”, dijo Rescalvo.

Publicidad

Si bien Emelec llegaba al área contraria, en el primer tiempo no logró disparar entre los tres palos del arco protegido por Alexander Domínguez. En el complemento, los intentos no dieron frutos.

No obstante, Rescalvo aseguró: “Si hubiese seguido el partido once contra once, seguro habríamos podido ganar”.

Alexander Alvarado (10), autor de un doblete este domingo contra Emelec. Foto: Carlos Granja Medranda

Emelec (4.º) fue desplazado en la clasificación de la segunda etapa del campeonato ecuatoriano de fútbol por Liga (3.º) y la derrota en Ponciano se suma a las críticas contra el timonel español de los azules.

El elenco guayaquileño, que tiene como último objetivo de temporada hacerse con la fase en curso del certamen doméstico para medirse en eventuales finales con Barcelona Sporting Club por el título nacional, recibirá en la próxima jornada a Deportivo Cuenca. (D)