Independiente del Valle se impuso 3-1 en su visita a Universidad Católica, el único juego disputado de la séptima jornada de la LigaPro por la paralización del gremio arbitral, que obligó a postergar siete de los ocho partidos de la jornada.

El triunfo dejó a los rayados firmes en la punta de la tabla con 19 unidades. El DT Renato Paiva destacó el resultado, pero lamentó “comentarios” que hablan de “beneficios” a favor de su escuadra.

“He escuchado comentarios y me da risa cuando se dice que el partido se jugó para ayudar a Independiente, pero cómo puede ser ayuda si teníamos cinco elementos en Selección y tuvimos pocos días para trabajar después del partido (de Ecuador) con Uruguay. Llegaron cansados del viaje, algunos jugadores no se pudieron recuperar y no fueron titulares”, dijo Paiva.

Los que ayudan a Independiente son los profesionales del club, los entrenadores, los dirigentes, los jugadores, ellos sí que ayudan a Independiente a hacer su camino y están intentando hacer todo para que Independiente sea campeón”, apuntó el estratega portugués.

Paiva se refirió además a circunstancias del juego como que sus dirigidos presentaron falencias.

Hay cosas que debemos trabajar porque no se puede aceptar que un equipo con la calidad técnica que tiene Independiente no pueda hacer más de tres pases seguidos, eso es malo, no es lo que trabajamos”, indicó el timonel de los negriazules.

Los goles del juego se registraron en el primer tiempo. Júnior Sornoza abrió el marcador al minuto 22, Jonathan Bauman puso el 2-0 al minuto 27; Diego Armas descontó para los camaratas al minuto 30, pero Gino Angulo apagó la reacción de los locales con el 3-1 (minuto 39) que sellaría la victoria del puntero de la LigaPro. (D)