La paralización del gremio arbitral termina luego de tres días, así lo informó Miguel Ángel Loor, presidente de la LigaPro, entidad que no pudo disputar siete de los ocho encuentros de la séptima jornada de la segunda etapa.

“Los árbitros han depuesto la medida”, publicó Loor en Twitter, con lo que se puso fin a una paralización iniciada por los árbitros del país, quienes reclaman haberes pendientes por los últimos cinco meses.

Pese a que los colegiados depusieron la medida, Loor enfatizó en que no hay “nada que celebrar. Al contrario, mucho que reflexionar de parte y parte”.

El directivo de la LigaPro señaló también que la entidad “cumplirá con lo ofrecido desde un inicio y realizará gestiones día a día para que tanto árbitros como clubes reciban lo que les corresponde y acordaron”.

Lo expuesto por Loor ratificó el adelanto de Santiago Cattani este lunes, cuando señaló que Universidad Católica recibió la notificación que, pese a que la jornada no se disputó el fin de semana, jugaría esta noche (19:00) con Independiente del Valle.

Nos informaron que era muy probable que el partido se jugara, desconozco las razones, si hubo acuerdo o si hubo pago, o con qué argumentos, pero nos dijeron que los árbitros sí se iban a presentar”, dijo el presidente de los camarattas.

Los diálogos entre LigaPro y el gremio arbitral se dieron este lunes. “Estamos en una reunión decisiva”, dijo el presidente de los árbitros de Ecuador, Luis Muentes.

“Lo único que buscamos es solucionar este problema a través de un acuerdo de pago concreto que no dependa de una condición incierta como se ha venido proponiendo durante todo este tiempo por parte de LigaPro”, señaló Muentes, algo que la rectora de los torneos profesionales en el país espera solventar. (D)